Cuando vi que la Samsung HW-N850 estaba en oferta en el Black Friday no me lo pensé dos veces y me la compré. Aunque estaba contento con mi Samsung HW-MS6500, quería probar la experiencia de tener un equipo Dolby Atmos en casa.

Las barras de sonido con Dolby Atmos son una solución bastante conveniente para gente como yo, que vivimos de alquiler y no queremos, ni podemos, liarnos a agujerear las paredes y el techo para empotrar altavoces.

Además, las barras de sonido tienen otras ventajas respecto a lo que puede ofrecerte un receptor AV con sus altavoces 5.1, como el tener WiFi para poder usar Spotify Connect, o la sencillez de su uso e instalación, sin líos de cables ni quebraderos de cabeza.

La Samsung HW-N850 es el lanzamiento estrella de Samsung de este año, solo por detrás de la HW-N950, que es la tope de gama de su catálogo. La diferencia entre ambas es que la HW-N950 incluye altavoces traseros, mientras que la HW-N850 no. Sin embargo, a esta se le puede conectar los SWA-9000S que yo ya había comprado previamente para mi HW-MS6500.

Después de tenerla y disfrutarla por el espacio de 3 meses, quiero compartir contigo mi experiencia con ella y lo que me ha parecido hasta el momento.

Una experiencia envolvente espectacular

Si lo que buscas es el mejor sonido envolvente posible, la Samsung HW-N850 está hecha para ti.

El tamaño de la barra es grande, pues en su interior hay 13 transductores para la representación de 7 canales: son dos woofers y un tweeter para los canales frontales, otros dos drivers de rango completo para los canales satélites laterales, y otros dos drivers de rango completo para los canales superiores, los del efecto aéreo de Dolby Atmos.

Estos últimos están colocados en la perte superior de la barra, orientados en un ligero ángulo para proyectar el sonido hacia arriba y hacerlo rebotar en el techo, de manera que llegue hacia ti desde arriba, dando ese efecto aéreo que es el signo distintivo del sonido Atmos.

Samsung HW-N850 - Altavoces laterales

A esto hay que sumarle los dos canales traseros gracias a los altavoces surround SWA-9000S, y por supuesto el subwoofer, que es inalámbrico, de recinto Bass Reflex y con un cono bastante grande de 8 pulgadas. En total, el sistema queda en un 7.1.2 bastante majo.

La experiencia envolvente es espectacular con cualquier formato de sonido multicanal, pero especialmente con DTS:X y Dolby Atmos, que son los que sacan partido a esos dos canales superiores. El efecto no es tanto como el de sentir que tienes dos canales justo encima tuyo, sino más bien de escala vertical, de que el sonido se proyecta hacia arriba mucho más allá de la pantalla.

Si a eso le añades la extensión horizontal que proporcionan los canales laterales, te encuentras inmerso en una burbuja de sonido, que es justamente lo que promete el sonido espacial por objetos de los formatos DTS:X y Dolby Atmos.

La calidad del sonido es, además, fantástica. La adquisición de Harman por parte de Samsung hace ya unos años empieza a pagar dividendos, y se hace notar en esta barra, la primera que lleva inscrita el sello de la colaboración entre Samsung y Harman/Kardon.

Al igual que con las barras Sound+ del año pasado, el sonido se acerca al nivel de la alta fidelidad, con unos agudos y medios que suenan esplendorosos gracias al empleo de woofers long excursion y tweters de alto rango de dispersión, ya utilizados en las barras del año pasado y que tan buenos resultados le ha dado a Samsung. El sonido es verdaderamente potente, claro, preciso, nítido, sin atisbo de distorsión aún poniéndola a tope de volumen.

Samsung no ofrece datos del tipo de amplificación, pero por los resultados es de esperar como mínimo amplificadores clase D. La potencia RMS del conjunto es de 372W, con 210W, de la barra más los 162W del subwoofer.

El subwoofer es también impresionante, quedándose cerca del rendimiento del SWA-700. No llega al nivel de perfección de aquel, pero es muy bueno, y ofrece toda la pegada y dinámica que cabe esperar de un subwoofer de gama alta. Solo hay algunos momentos en los que se descontrola un poco por la enorme potencia que tiene, pero he descubierto que bajando el nivel del subwoofer a -2 o -3 reduce en gran parte ese descontrol sin disminuir demasiado su impacto.

Samsung HW-N850 - Harman/Kardon

Cuando el sonido es 7.1 o 5.1, la experiencia envolvente no es tan abrumadora, pero resulta igualmente satisfactoria por la fantástica calidad de sonido de los transductores. Lo único que hay que tener en cuenta es que los canales superiores y los laterales quedan desactivados en el modo standard, dependiendo del número de canales que tenga el audio que estás reproduciendo.

Por ejemplo, si es 7.1, se reproducen todos los canales menos los dos superiores, y si es 5.1 se reproducen todos menos los dos superiores y los dos laterales. Esto es en el modo Standard, ya que si seleccionas el modo Surround se encienden todos los canales y la barra realiza un upmix de la fuente de sonido para utilizar todos los canales, independientemente del número de canales que tenga el audio.

Sin embargo, he de decir que el upmix que hace el modo Surround no me convence, así que he acabado dejando el modo Standard para que la barra reproduzca únicamente el número de canales que tenga el audio en cuestión.

Otro detalle es que cuando escuchas Dolby Atmos o DTS:X no se puede cambiar el modo de sonido desde el mando a distancia. Tampoco es que haya muchos modos para elegir, ya que mientras en la Samsung HW-MS6500 tenía disponibles modos de sonido como Game, Cinema o Music, aquí solo están disponibles los modos Standard, Surround y Smart Mode. Este último modo se supone que elige por ti la configuración más adecuada para cada tipo de audio, pero a efectos prácticos hace exactamente lo mismo que el modo Standard.

Con música la Samsung HW-N850 se comporta también de forma sobresaliente. La amplitud que logran esos tweeters de alto rango transmiten una separación de canales estéreo asombrosa, así como la nitidez y claridad en voces e instrumentos proporcionan una escucha absolutamente placentera de cualquier género musical.

Al igual que con audio multicanal, el modo Surround sirve para activar todos los drivers de la barra con música (también a los SWA-9000S si los tienes). Con este modo, las voces se filtran por el canal central, y el resto de canales reproducen, básicamente, el resto de sonidos e instrumentos. El efecto a mí no me convence, ya que aunque es verdad que se logra una gran burbuja de sonido, se pierde fidelidad en el sonido. Así pues, dejo siempre el modo Standard, dejando que con música suenen exclusivamente los canales derecho e izquierdo, como toda la vida y como debe ser.

Un montón de conexiones y formatos de audio

Además de la impresionante calidad de sonido y la gran experiencia envolvente que ofrece, la Samsung HW-N850 es también muy recomendable por la cantidad de conexiones que tiene y su compatibilidad con formatos de audio.

También hay una , para los televisores más antiguos que no dispongan de HDMI ARC.

No pueden faltar en una barra de este tipo los puertos HDMI y la habitual conexión de audio digital óptico. Los 2 puertos HDMI son 2.0, y admiten el paso de señal 4K/60p, HDR10, Dolby Vision y HDCP 2.2.

También hay un puerto HDMI ARC. Lamentablemente, no cuenta con soporte para eARC, así que para escuchar los formatos Dolby Atmos y DTS:X hay que usar forzosamente las conexiones HDMI de entrada, conectando por ejemplo una Nvidia Shield TV a la barra, y sacando luego la imagen por HDMI ARC al televisor. Solo hay una manera de escuchar Dolby Atmos a través de ARC, que explicaré más adelante.

Samsung HW-N850 - Dolby Atmos

En cuanto a conexiones inalámbricas, hay WiFi y Bluetooth. El Bluetooth es en su versión 4.0, y no hay soporte para el códec aptX, así que no es muy recomendable su uso para escuchar música, y más habiendo WiFi con soporte para Spotify Connect. Algunos usuarios se han quejado, y con razón, de la ausencia de Air Play 2, algo que se arreglaría con una simple actualización de firmware.

La conexión WiFi se debe configurar a través de la app SmartThings (iOS y Android) . Sorprendentemente, Samsung empieza a desechar su antigua aplicación Multiroom y apuesta por esta otra app, que permite el control de la barra con comandos de voz a través del asistente virtual Alexa, y la posibilidad de conectar la barra a aparatos de domótica, como bombillas Hue, sensores o interruptores.

Aunque esas funciones tienen buena pinta, hubiese preferido que Samsung se centrase en ofrecer una app más completa en lo que verdaderamente importa en un altavoz, como por ejemplo la integración con más servicios de música en streaming. En el momento que escribo esto, solo Deezer y TuneIn son compatibles con SmartThings, además de Spotify Connect que va a aparte.

Además, la app presenta algunos problemas de funcionamiento. En un principio y para la configuración inicial no me dio ningún problema, pero hace unas semanas quise instalar una actualización de firmware a través de SmartThings, pero la actualización se detuvo a la mitad y la barra empezó a experimentar problemas con la conexión WiFi, desapareciendo de la app y desactivando Spotify Connect. Tuve que romperme la cabeza para encontrar la manera de resetear la barra a sus valores de fábrica y entonces volver a configurarla.

Por si te encuentras en esta misma situación, te explico cómo resetear la barra. Debes encenderla, dejas pasar el tiempo necesario hasta que desaparezca cualquier mensaje en la pantalla de la barra, y entonces presionas los botones de volumen + y – al mismo tiempo, hasta que en pantalla aparezca el mensaje INIT.

En cuanto a formatos de audio, es también una de las barras más completas que vas a encontrar. Habiendo Dolby Atmos y DTS:X por descontado tienes también compatibilidad con Dolby True-HD y DTS-HD, LPCM de 7 canales y por supuesto las versiones core de DTS y Dolby.

También con Dolby Digital Plus, siendo esta además la única manera de conseguir Dolby Atmos a través de la conexión HDMI ARC. Para ello el televisor debe tener esta característica y además la app en cuestión debe ofrecer este formato (Netflix es de las pocas plataformas de streaming que lo ofrece). Lo que se hace es encapsular los metadatos de Dolby Atmos dentro de Dolby Digital Plus, consiguiendo transmitir el audio de los canales aéreos, pero reproduciendo el audio a un bitrate inferior.

Por lo tanto, y como puedes ver, es compatible con todos los formatos multicanal actuales, así que comprándola tienes barra para muchos años.

Samsung HW-N850 - Resumen

Samsung HW-N850: Mi veredicto

Samsung está haciendo las cosas muy bien en su departamento de audio. Lo cierto es que lleva ya un par de años en los que sus barras de sonido son de las mejores del mercado, y la Samsung HW-N850 es nuevamente una barra espectacular, que ofrece una calidad de sonido soberbia, con un efecto envolvente espectacular y super completa en cuanto a conexiones y compatibilidad con formatos de audio.

Por sacarle algunos pocos defectos, decir que podría ser un producto aún más redondo si fuese compatible con eARC, así como con AirPlay 2. Su subwoofer, aún siendo muy bueno, no llega a ser tan bueno en extensión y precisión como el SWA-700 que se puede comprar para las barras Sound+ del año pasado. Y la app SmartThings es muy mejorable. Pero vamos, ya digo que esto es ser muy puntilloso.

También es justo decir que el efecto Atmos es aún más destacado en la HW-N950, ya que esta incluye dos altavoces traseros que reproducen el sonido surround y añaden dos canales superiores más. Aunque no la he podido probar en casa, sí la he podido probar en unos grandes almacenes y se apreciaba aún más el sonido aéreo. No era una diferencia drástica, pero sí se notaba.

Ahora bien, la Samsung HW-N950 cuesta más del doble que la HW-N850. ¿Se justifica la diferencia de precio entre ambas, solo por la añadidura de esos cuatro canales adicionales? En mi opinión no. La HW-N950 está ahora mismo muy pasada de precio. Comprar la Samsung HW-N850 más los altavoces surround SWA-9000S te acerca mucho a la experiencia sonora de la HW-N950 pero gastándote la mitad, así que pienso que la compra de la Samsung HW-N850 es mucho más recomendable en este momento.

Esta Samsung HW-N850 ya era recomendable cuando costaba 799€ justo al salir a la venta en España, pero es que ahora cuesta en torno a los 599€, y a ese precio es incluso barata. Posiblemente se trate de conjunto de altavoces inalámbricos más completo y con mejor calidad del momento. Me duele especialmente ver a gente que se gasta 700, 800 o más incluso en conjuntos de Bose o Sonos, que simplemente no los valen, cuando gastando incluso menos tienen esta impresionante barra de sonido que les mete un vapuleo importante en todos y cada uno de los aspectos por los que se puede valorar una barra de sonido.

Por lo tanto, mi veredicto es claro: si quieres una barra de sonido con Dolby Atmos sin dejarte un riñón y medio en ella, no te lo pienses mucho, esta es tu barra.

La barra de sonido con Dolby Atmos más recomendable del momento

Una barra de sonido casi perfecta, con una impresionante calidad de sonido, muy completa en conexiones y compatible con todos los formatos de audio multicanal del momento. Además, no es excesivamente cara. Muy, pero que muy recomendable.

Valoración del editor:
5

¿Quieres dejar un comentario?

Responsable del fichero: José Noguera Morillas(hogarsmart.es). Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios. Legitimación: Consentimiento del interesado. No se cederán a terceros salvo obligación legal. Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: admin@hogarsmart.es. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.