Modelo AutonomíaPesoaptXControl de ANCPrecio 
Sennheiser PXC 550Sennheiser PXC550 - Auriculares de Diadema Cerrados con Cancelación de Ruido adaptativo, Bluetooth, Color Negro30 horas222 gr245,00 €Comprar
Sony WH1000XM2Sony WH1000XM2 - Auriculares de Diadema inalámbricos (Hi-Res Audio, cancelación de Ruido, Sense Engine, Bluetooth, Compatible con aplicación Headphones Connect, 30 Horas de autonomía) Negro30 horas255 grdesde 349,90 €Comprar
Bowers & Wilkins PXBowers & Wilkins PX - Auriculares inalámbricos con cancelación de ruido y Bluetooth, cerrado supraural, color  Gris (Space Grey)25 horas320 gr399,00 €Comprar
Bose QuietComfort 35 IIBose QuietComfort 35 II - Auriculares inalámbricos (Bluetooth,  cancelación de ruido) con Alexa integrada, Negro20 horas236 grdesde 275,99 €Comprar
Sennheiser M2 WirelessSennheiser Momentum 2.0 Over Head Wireless - Auriculares de Diadema Cerrados inalámbricos (BT APTX/NFC, cancelación de Ruido), Color Negro22 horas258 grdesde 199,00 €Comprar

Decidido a jubilar mis ya veteranos Sennheiser Momentum de primera generación, he querido rastrear los mejores auriculares Bluetooth del momento. Tener unos auriculares inalámbricos tienta mucho, y aunque es verdad que el Bluetooth no ofrece, por el momento, la misma calidad que el cable, es también innegable que son mucho más cómodos, transportables y funcionales.

Así pues, he dedicado las últimas semanas a leer reviews y comparativas para seleccionar los que creo que son los 5 mejores auriculares Bluetooth, para después ir a varias tiendas donde los tienen en exposición y probarlos in situ.

Para la selección, el primer requisito es que fueran inalámbricos, pero tengo dos requisitos más: debían ser circumaurales cerrados (Over Ear) y con cancelación de ruido activa.

La cancelación de ruido activa (a partir de ahora ANC, Active Noise Cancelling) es una tecnología realmente útil, de las mejores innovaciones en el campo del sonido en los últimos 20 años. Gracias a ella puedes moverte por la ciudad, el metro o el tren y escuchar solo la música, sin el molesto ruido externo. Esto te hace disfrutar más de la música, pero también está el hecho de poder usar un volumen medio que no te dañe los oídos, ya que no es necesario subir el volumen al máximo para aislarte del ruido externo.

Que sean circumaurales cerrados es también importante para mí porque estos son los que mejor aíslan de manera pasiva. Por lo tanto, estás sumando dos factores de aislamiento de ruido: por un lado, el aislamiento puramente físico con unas almohadillas que te cubren la oreja por completo, y por otro la ANC que filtra el ruido externo y lo convierte en ruido blanco. Además, me permiten desactivar la cancelación de ruido en entornos silenciosos en los que con la cancelación pasiva de sus almohadillas ya es suficiente, ganando así en calidad de sonido.

Con estas características, el mercado ofrece varios modelos, pero existe un consenso generalizado en que son 5 los modelos a escoger:

  • Bose QuietComfort 35 II: una versión nueva de los QuietComfort 35 de primera generación, con supuestas mejoras en la cancelación de ruido pero con un diseño idéntico. Tienen un precio de desde 275,99 € en Amazon.
  • Sony WH1000XM2, conocidos por su impresionante cancelación de ruido y uno de los auriculares más vendidos de los últimos dos años. Cuestan desde 349,90 € en Amazon.
  • Sennheiser PXC550, otro éxito de ventas y uno de los auriculares mejor valorados y con mejores opiniones en la red, con el precio actual de 245,00 €.
  • Sennheiser Momentum 2.0: Los más veteranos de la comparativa, pero con una enorme reputación en cuanto a calidad de sonido. Su precio es de desde 199,00 €.
  • Bowers & Wilkins PX: Atractivos por su diseño y por la reputación en cuanto a sonido de la marca Bowers&Wilkins. Su precio actual en Amazon es de 399,00 €.

Los 5 aspectos más importantes al escoger unos auriculares Bluetooth

Como ya te digo, me he pasado las últimas semanas leyendo análisis al detalle de cada uno de ellos, para después ir a varios comercios donde los tienen en exposición y probarlos todos durante un buen rato a fin de emitir un veredicto. Probarlos en comercios me ha permitido ponerlos a prueba en un entorno ruidoso, de manera que he podido comprobar de manera muy fiel cómo se comportan cancelando el ruido. A lo largo de todo este artículo iré analizando las características de todos ellos y mi opinión acerca de cómo se comportan en 5 aspectos que considero que son clave a la hora de elegir unos buenos auriculares Bluetooth:

  1. Calidad de sonido, el primer aspecto y más importante en cualquier producto de audio (y que curiosamente suele ser ninguneado por muchas personas).
  2. La comodidad, algo importante teniendo en cuenta que son un producto que llevas puesto en la cabeza y presionado contra tus orejas durante sesiones que pueden ser de varias horas.
  3. La cancelación de ruido, importante en un producto enfocado a la movilidad, a escuchar música en transporte público, en aviones o en la calle.
  4. La autonomía, algo muy a tener en cuenta en productos inalámbricos de movilidad, pues ya sabemos todos el engorro que supone tener que recargar la batería con mucha frecuencia.
  5. El diseño y calidad de construcción. Aunque el menos decisivo, es también un factor importante porque, ya que gastamos tanto dinero, por lo menos que sea bonito y que nos dure bastante tiempo, ¿no?

Calidad de sonido

En este terreno, los dos auriculares Sennheiser son los que salen ganadores. No me ha sorprendido en absoluto, ya que Sennheiser es casi siempre garantía de sonido en auriculares. Es de agradecer su apuesta por preservar un perfil de sonido que no abusa de los bajos, contrariamente a la moda actual en la mayoría de auriculares y altavoces.

Los mejores auriculares Bluetooth: Calidad de sonido

Los mejores auriculares Bluetooth en calidad de sonido

Sennheiser PXC 550

Tanto los Sennheiser Momentum 2.0 Wireless como los PXC 550 muestran un desempeño excelente, siendo los auriculares que mayor fidelidad ofrecen y que menos diferencias muestran entre el uso inalámbrico o can cable.

Ambos auriculares son los más balanceados en cuanto a la respuesta que ofrecen en todo el rango audible de frecuencias (de 20 Hz a 20 KHz). La única diferencia apreciable que me ha parecido discernir entre ellos es que el Momentum tiene algo más de pegada en los bajos, mientras que los PXC 550 gozan de un mayor soundstage.

Las diferencias, no obstante, son pequeñas, y puede decirse que ambos tienen un perfil de sonido muy similar, que se adapta de manera estupenda a cualquier género.

El soundstage se refiere la sensación de espacio sonoro que generan unos auriculares en tus oídos, es decir, esa sensación de amplitud y profundidad, de tridimensionalidad en los instrumentos. Un gran soundstage permite identificar los instrumentos en la escena sonora, tal y como sonarían en un estudio de grabación, y no que suenen todos apelotonados y embarullados, como ocurre en los auriculares de gama baja.

En un segundo escalón estarían los Bowers&Wilkins PX. Cualquiera diría, pensando en la reputación de la marca y el precio que tienen, que estos son los auriculares que mejor suenan, pero les doy ventaja a los Sennheiser, aunque tampoco por mucha diferencia. Los Bowers&Wilkins PX suenan también genial, y tienen también ese perfil “clínico”, con un sonido neutro y balanceado que los hace apropiados para una escucha muy disfrutable en todo tipo de géneros. Sin embargo, he notado que sus medios no responden tan bien como en los dos Sennheiser y son algo menos prominentes, haciendo estos Bowers&Wilkins PX más adecuados para música clásica o instrumental.

Después colocaría los Sony WH1000XM2. El perfil de sonido en estos auriculares es la famosa V, es decir, con un despliegue fantástico en agudos y bajos, pero con unos medios algo más faltos de claridad. En términos de soundstage se quedan también por detrás de los Sennheiser y los B&W, y esto último creo que es debido a lo agresivo de su algoritmo de cancelación de ruido, porque si desactivas el ANC el sonido mejora sustancialmente.

El sonido de los Sony es perfecto para música moderna gracias sus impresionantes bajos, muy posiblemente los mejores bajos de entre todos los auriculares Bluetooth del momento gracias a su diafragma de polímero de cristal líquido. Por lo tanto, si solo escuchas rock, pop y electrónica, estos auriculares te resultarán realmente divertidos y muy disfrutables. Pero si también te gusta escuchar géneros como jazz, soul, folk y música acústica, los Sennheiser o los B&W se comportan mejor en esos terrenos.

Los Sony WH1000XM2 también pueden presumir de ser el único compatible con todos los códecs Bluetooth, incluido aptX HD y LDAC. Este último es un códec patentado por la marca, incluido en todos los Android a partir de la versión 8.0 Oreo. Este es el códec Bluetooth más avanzado, el que entrega más bitrate y el que más cerca se queda de la calidad hipotética del CD. Puesto que tengo un móvil Xperia, he podido probarlos usando LDAC, y he de decir que la diferencia respecto a usar aptX es mínima, en mi caso del todo inapreciable. En cualquier caso, es una característica que les hace ganar puntos.

En calidad de sonido ganan los dos Sennheiser y el Bowers&Wilkins PX. Tienen un perfil de sonido neutral, balanceado en todo el rango de frecuencias y con un buen soundstage

En cuanto a sonido, los Bose QuietComfort 35 II quedan en último lugar. Esto no quiere decir que suenen mal, pero en términos de soundstage son los peores, con un sonido más comprimido y con menos espacialidad. No tengo ninguna queja al respecto de su respuesta de frecuencia, siendo esta muy plana, equilibrada y sonando todas las frecuencias como deben, realmente buenos en este sentido. Lo único que echo en falta en ellos es mayor soundstage, aunque ya digo que esto suele ir en correlación con el nivel de cancelación de ruido.

Los Bose QuietComfort 35 II también tienen una desventaja frente al resto. En una decisión incomprensible, Bose ha decidido que eso del aptX no va con ellos, y únicamente incluye soporte para los códecs SBC y AAC. Esto es un punto importante que les resta mucho atractivo, sobre todo al público audiófilo que suele fijarse mucho en este tipo de cosas.

Comodidad

Hablaré ahora de lo cómodos que me han resultado unos y otros. Probándolos en exposición no he podido tenerlos puestos durante horas (habría sido lo ideal), y comprobar así su comodidad en largas sesiones de escucha, pero he podido hacerme a una idea y extraer conclusiones en base a los diferentes análisis que he leído en internet.

Los mejores auriculares Bluetooth: Comodidad

Los mejores auriculares Bluetooth en confort

Bose QuietComfort 35 II

En este apartado se gira la tortilla por completo y se colocan en primera posición los Bose QuietComfort 35 II. Todo lo que dicen las reviews sobre ellos es cierto: la diadema no es rígida y por lo tanto no aprieta en la cabeza, y las almohadillas de felpa son muy suaves y grandes, cubriendo las orejas por completo.

Los QuietComfort 35 II tienen también la ventaja de ser muy ligeros, con solo 236 gramos. Como no pesan nada, y como la diadema y las almohadillas son tan cómodas, apenas se siente presión en la cabeza. Por esto, son también ideales para quien lleve gafas. Yo las llevo y te puedo asegurar que el confort es máximo. Estos auriculares realmente dan la sensación de no llevar nada puesto en la cabeza, y en este sentido son realmente prodigiosos.

En segunda posición pondría a los Sony WH1000XM2. Estos auriculares son casi tan cómodos como los Bose, con una diadema cuyas almohadillas de espuma de uretano proporcionan una enorme comodidad en la cabeza y en las orejas. Las orejeras son también enormes y en ellas entran orejas grandes como las mías. Los WH1000XM2 no ejercen presión alguna en la cabeza, y son también muy ligeros (255 gramos).

Su comodidad es extrema, el típico auricular que acabas olvidando que lo llevas puesto. Se quedan muy cerca de los Bose en este sentido, pero les doy a los QuietComfort 35 una ligera ventaja por ser aún más livianos.

En confort el Bose Quietcomfort 35 II es el mejor. Es extremadamente cómodo, ligero y da la sensación de no llevarlo puesto en la cabeza.

En tercer lugar pondría sin duda alguna los Sennheiser PXC 550. Estos auriculares son también muy cómodos, pues sus orejeras son super confortables y también son de las más grandes que hay, así que las orejas descansan bien dentro de ellas sin presión alguna. Además, son muy ligeros, pesando incluso menos que los QuietComfort 35 II (222 gramos).

Solo hay un aspecto en el que me han resultado peores que los Bose y los Sony, y es que la diadema, aún siendo cómodas sus almohadillas, es más rígida, con lo que si bien la presión en las orejas es inexistente, si ejercen algo más de presión en la cabeza. No es nada dramático y ni siquiera creo que perjudique en sesiones largas de escucha, pero es suficiente como para notarlo y hacer que se sitúe por detrás de los otros dos contendientes en este apartado.

Después pongo a los Bowers&Wilkins PXLas orejeras son amplias pero sus almohadillas no son tan suaves y me han resultado menos confortables. Algo que remarcan los análisis es que la espuma tiene efecto memoria y mitiga un poco esto, haciendo que en las sesiones largas no suponga un problema, pero yo no he podido comprobarlo, y la primera impresión no es la mejor. Además, he de decir que la diadema es algo rígida y ejerce presión tanto en la cabeza como en el entorno de las orejas. Tampoco ayuda que sean los más pesados de la comparativa, con un peso de 320 gramos.

En último lugar sitúo a los Sennheiser Momentum 2.0 Wireless. En estos tengo la experiencia previa de sus antecesores con cable, y como el diseño es prácticamente el mismo, también lo es su comodidad, o más bien la falta de ella. Los Momentum usan una diadema rígida, que encima no tiene espuma en la parte superior. Súmale el hecho que sus orejeras no son las más grandes, por lo que se pueden quedar pequeña para usuarios con las orejas grandes, y las almohadillas no son precisamente las más suaves. No hay ningún problema en usarlos durante un rato, pero a partir de la hora de uso comienzan a molestar.

El problema de estos auriculares es que Sennheiser ha priorizado el diseño vintage que tienen, olvidando el confort y la comodidad. Así pues, los Momentum Wireless resultan adecuados para sesiones cortas (no mucho más de una hora), pero si tenías pensado usarlos durante horas en trayectos en el avión o en tren, mejor mira otros auriculares.

Cancelación de ruido

En este capítulo los reyes indiscutibles son los Sony WH1000XM2. La tecnología que emplea Sony para su cancelación de ruido es verdaderamente espectacular, filtrando por completo el ruido externo aún en entornos con un ruido muy alto. Y resulta aún más increíble bloqueando los ruidos de baja frecuencia, como pueden ser los ruidos de los motores, así que es una recomendación insuperable para los que hagan muchos trayectos en transporte público o los que cojan mucho el avión.

La tecnología de Sony se complementa con una app muy completa, la Sony Headphones Connect (Android y iOS), con la que se pueden realizar ajustes como el control del sonido ambiente, que no es más que el nivel de bloqueo del ruido externo, y otras relativas al sonido de los auriculares, como un ecualizador básico o la selección de alguno de los modos de sonido surround virtual (no muy buenos estos últimos, la verdad).

Los mejores auriculares Bluetooth: Cancelación de ruido

Los mejores auriculares Bluetooth en reducción de ruido

Sony WH1000XM2

En segundo lugar situaría aquí a los Bose QuietComfort 35 II. La primera generación de estos altavoces se caracterizaba por una reducción del ruido externo que era impresionante, y por lo que parece esta segunda generación es igual que la anterior.

Los Bose tienen algo muy interesante y es que el aislamiento que logran solo con sus orejeras ya es muy bueno sin necesidad de activar la ANC. La app Bose Connect (Android y iOS) es la encargada de gestionar los perfiles de cancelación de ruido. No es tan completa como la Sony, aunque como en aquella dispones de un deslizador para controlar el nivel de bloqueo de ruido. También hay un temporizador de apagado (algo que puede ser útil para los que, como yo, dormimos con la radio puesta) y una especie de reproductor integrado en la misma app.

La cancelación de ruido en los auriculares Sony y Bose es tan buena que, de hecho, afecta más de lo que quisiera a la calidad de sonido. Ya he hablado de ello en el capítulo de la calidad de sonido, explicando que una cancelación de ruido tan agresiva perjudica la separación estéreo y al soundstage. También hay gente que se queja de que en largas sesiones de escucha con ellos acaban con fatiga acústica por el efecto taponamiento que generan, como si estuvieras debajo del agua. Esto no le ocurre a todo el mundo, y afortunadamente los controles de bloqueo del ruido permiten ajustarlo para la comodidad de cada persona en concreto.

Los Bowers&Wilkins PX son también excelentes bloqueando el ruido externo. Al igual que los QuietComfort ya bloquean gran parte del ruido con sus almohadillas de cuero, pero el algoritmo de B&W es también de los mejores, bloqueando una enorme cantidad de ruido que en algunas mediciones que se han hecho ha alcanzado la barrera de los 30 dB, una auténtica pasada.

La app Bowers & Wilkins Headphones (Android y iOS) es aún menos completa que la de la competencia vista hasta ahora, aunque sus ajustes para la ANC son interesantes. Cuenta con 3 modos de bloqueo de ruido: oficina, ciudad y avión, y también tiene un paso de voz, un filtro configurable en 3 niveles para poder escuchar voces cercanas.

En cancelación de ruido el líder indiscutible son los Sony. Su algoritmo de reducción de ruido es el mejor, sobre todo en la eliminación de graves, así que es ideal para llevarlo en el metro, en el tren o en el avión.

Los dos auriculares Sennheiser son los que peor se comportan en este aspecto. Aquí el Momentum 2.0, aún siendo un modelo más antiguo, le saca algo de ventaja al PXC 550, más nuevo pero con un algoritmo de cancelación de ruido menos agresivo que la competencia. La tecnología que utiliza Sennheiser para su ANC se llama NoiseGard.

Todos los análisis y mediciones coinciden en que el algoritmo de Sennheiser se maneja estupendamente bloqueando ruidos en frecuencias medias y altas, con lo que bloqueando las voces son magníficos. Sin embargo, se manejan peor con el bloqueo de frecuencias bajas, así que no son los mejores para transportes públicos o viajes en avión.

Eso sí, la app Sennheiser Cap Tune (disponible para Android y iOS) es la más completa junto a la de Sony. Su ecualizador gráfico es aún mejor que el de Sony, el reproductor integrado en la app es muy bonito y estético, y tiene la opción de establecer varios presets. Cuenta también con un control para el nivel de reducción del ruido, pero esta función solo está disponible en el PXC 550, quedando el Momentum 2.0 al margen. Aquí se puede comprobar fácilmente cómo perjudica la cancelación de ruido a la calidad de sonido.

Precisamente los dos peores auriculares en calidad de sonido son los que mejor cancelan el ruido, y viceversa. En mi opinión la correlación es clara, y se trata de elegir en función de las necesidades de cada uno. Habrá quien priorice la calidad de sonido, y habrá quien prefiera la mejor cancelación de ruido posible.

Autonomía

Al valorar la autonomía no lo haré solo teniendo en cuenta las horas de duración de batería, sino también otras características como la posibilidad de escuchar música mientras se cargan, el tiempo de carga en un ciclo completo y la posibilidad de usarlos de manera pasiva con un cable auxiliar. Esto último para mí es fundamental para poder seguir usándolos en caso que la batería te deje tirado y no tengas manera de cargar los auriculares.

Aquí los Sennheiser PXC 550 brillan con luz propia, pues reúnen todos los requisitos. Para empezar, su autonomía es enorme, cercana a las 30 horas. Su tiempo de carga no es excesivo, y lleva unas 2 horas para un ciclo de carga completo. Pero es que además, el PXC 550 también permite la carga mientras se usan, y pueden usarse de manera pasiva con cable. También tienen un modo de apagado automático transcurrido un tiempo sin utilizarlos, y este tiempo se puede ajustar según tus preferencias a través de la app. Es sin duda el más completo en este apartado.

Los mejores auriculares bluetooth: Autonomía

Los mejores auriculares Bluetooth en autonomía

Sennheiser PXC 550

En segunda posición coloco a los Sony WH1000XM2Su autonomía está a la par de los PXC 550 con 30 horas de duración, pero su tiempo de carga es prácticamente el doble, cercano a las 4 horas. Afortunadamente cuentan con un modo de carga rápida, que en 10 minutos dejan los auriculares listos para 50 minutos de reproducción.

Su función de apagado automático funciona solo cuando no están conectados a ninguna fuente Bluetooth, transcurridos 5 minutos de inactividad. Los Sony no pueden cargarse mientras se usan, pero al menos sí pueden usarse como auriculares pasivos conectados por cable.

Tanto los Sony como el Sennheiser PXC 550 brillan aquí con luz propia, con una autonomía espectacular, cercana a las 30 horas.

En tercer lugar pongo a los Bose QuietComfort 35 II. Estos tienen la autonomía más corta de los 5 auriculares de la comparativa, con solo 20 horas de duración, y no pueden cargarse mientras se usan, pero al menos su tiempo de carga es corto (2 horas) y pueden usarse como auriculares pasivos con cable. También tienen un temporizador de apagado ajustable con la app.

Los Bowers&Wilkins PX ofrecen una duración de la batería superior a los Bose, con hasta 25 horas de autonomía, pero su tiempo de carga es de 4 horas, y no pueden ser usados de manera pasiva con cable, lo cual es un factor muy limitante. Por lo menos sí pueden cargarse mientras se usan. Además tiene una función super útil, y es que pausan la reproducción cuando te los quitas de la cabeza.

Los Sennheiser Momentum 2.0 Wireless son muy parecidos a los B&W en este apartado, con una autonomía de 22 horas, un tiempo de carga de unas 3 horas y sin opción a poder usarlos de forma pasiva con cable. Tampoco tienen función de apagado automático, quedándose en Stand-By hasta que sea el propio usuario quien los apague. Como contrapunto positivo, sí que pueden cargarse mientras se usan.

¿Qué significa no poder usar los auriculares de manera pasiva? Esto significa que no podrás usarlos como auriculares analógicos de toda la vida, es decir, conectándolos a un equipo de música o un móvil únicamente con el cable auxiliar. La única manera que tendrás de utilizarlos con cable es dándoles alimentación, bien sea a través de sus baterías o a través de alimentación eléctrica o por USB.

Diseño y durabilidad

El diseño es quizás un aspecto demasiado subjetivo, ya que lo que a mí puede parecerme bonito estéticamente a otra persona puede no gustarle. No obstante, al hablar de diseño también entran en juego otras características aparte de la estética, como la funcionalidad del aparato a través de botones o controles táctiles, si los auriculares son plegables, si son resistentes y por tanto durables en el tiempo…

Pero incluso teniendo en cuenta todas esas cuestiones, seguirá siendo una cuestión subjetiva, ya que algunos preferirán los controles táctiles y por gestos que tienen algunos auriculares, mientras que otros, como yo, preferimos los botones físicos de toda la vida.

En mi opinión, los auriculares que mejor balance presentan entre todas estas prestaciones son los Bowers&Wilkins PX. Estos auriculares tienen una fantástica apariencia, muy sofisticada y elegante, y con una calidad de construcción muy alta, usando para ello materiales de gran calidad, con una combinación de un plástico duro y resistente con partes de aluminio.

Los PX también prescinden de gestos y controles táctiles, apostando por un clásico set de botones formado por los controles de volumen, recepción de llamadas y salto de canción. El botón de encendido sirve también para el emparejamiento Bluetooth, y cuenta con otro botón adicional para desactivar la ANC.

Los puertos de los que dispone son un mini-jack de 3.5 mm, y el micro-USB para la carga y alimentación. Los B&W PX únicamente fallan en su portabilidad, ya que no se pueden plegar, pudiendo únicamente girar ligeramente las orejeras para poner los auriculares planos. La bolsa de transporte tampoco es ninguna maravilla.

Los mejores auriculares Bluetooth: Diseño

Los mejores auriculares Bluetooth en diseño y calidad de construcción

Bowers&Wilkins PX

Los siguientes auriculares que más me han gustado en el apartado del diseño son los Sennheiser Momentum 2.0 Wireless. El diseño vintage de estos auriculares es muy atractivo estéticamente, pero además es que son unos auriculares resistentes, con una diadema de metal, protegida en la parte superior por una banda de cuero, y las almohadillas se sienten muy duraderas y difícilmente rompibles.

Los únicos puertos que tiene son un micro-USB para la carga de la batería y un mini-jack de 3.5 mm para cuando los usemos con cable, aunque recordemos que no podremos usarlos de forma pasiva. Algo que me gusta de ellos es que solo tiene botones físicos para su funcionamiento, pero son muy básicos, y si le sumas el hecho que no se pueden controlar con ninguna app quedan muy atrás en lo que a funcionalidad se refiere. Se nota que son unos auriculares del 2015 y que han quedado desfasados en este apartado.

Los botones disponibles son para regular el volumen, saltar de canción y recepción de llamadas, mientras que el botón de encendido hace también las veces de emparejamiento Bluetooth y activación de la cancelación de ruido. Esta solapación de funciones en un único botón puede resultar confusa al principio. Los Sennheiser M2 también pueden plegarse para ser transportados en una bolsa de tela que viene en el paquete con ellos.

Aunque no son los más cómodos, los Bowers&Wilkins PX son sin duda los más bonitos y elegantes. Destilan mucha clase y además tienen la mejor calidad de construcción.

A continuación me quedaría con los Sennheiser PXC 550. Estos auriculares apuestan por un diseño más clásico que mezcla plástico duro con partes metálicas para una buena resistencia y durabilidad. Sennheiser ha apostado en este modelo por una combinación de gestos táctiles y botones físicos.

Por un lado, mediante gestos táctiles podremos recibir llamadas, saltar a la siguiente canción y regular el volumen, mientras que tendremos un botón multifunción para el emparejamiento Bluetooth y la selección de presets de audio (configurables en la app). También hay un botón exclusivo para la activación de la ANC, y que sirve también para poner esta en modo de espera cuando queramos escuchar el ruido externo.

Son también unos auriculares los suficientemente portables, gracias a que se pliegan bastante y entran en una bolsa de tela que viene como accesorio en el paquete. Los puertos en este caso son los habituales micro-USB para la carga y un mini-jack de 3.5 mm para la entrada de audio auxiliar.

El diseño de los Sony WH1000XM2 es también atractivo, pero sobre todo destacar su construcción premium con buenos materiales, que le confieren durabilidad y resistencia. Son además los más plegables, reduciendo su tamaño prácticamente en la mitad, y la caja de transporte es de carcasa dura, así que aguanta mejor los golpes. Lo que no me gusta tanto de los Sony es su apuesta clara por los controles táctiles, obligándote a realizar gestos en el pad derecho para cambiar de canción, ajustar el volumen y recibir llamadas. También tienen un gesto para pausar la reproducción, que consiste en cubrir la orejera con la mano. La idea de los gestos táctiles es buena, pero no siempre son del todo precisos y a veces las acciones no se corresponden con la orden que querías ejecutar.

Los únicos botones físicos que tiene son para el encendido y apagado, que sirve al mismo tiempo para el emparejamiento Bluetooth, y el botón para activar y desactivar la cancelación de ruido, y que también sirve para poner el modo Ambient, apagando momentáneamente la ANC para poder escuchar el ruido externo. Las conexiones son las que ya sabemos: mini-jack de 3.5 mm y un puerto micro-USB.

En último lugar en cuanto a diseño situaría a los Bose QuietComfort 35 II. Estos auriculares no solo tienen el diseño menos inspirado de los 5 auriculares de la comparativa, sino que el empleo de materiales es muy cuestionable en un producto que se vende a este precio.

El material predominante en la diadema (y diría que el único) es el plástico duro. No creo que haya problemas con su resistencia y durabilidad, pero no es una experiencia premium y su apariencia se corresponde con la de unos auriculares mucho más baratos. Para acabar de rematar la faena, no son muy plegables y solo pueden tumbarse las orejeras para ocupar algo menos de espacio.

Por lo menos, Bose ha tenido el detalle de acompañarlos con una funda de transporte rígida, que es impermeable y estanca al agua. Lo que sí me gusta mucho de los controles del Bose QuietComfort 35 II es que son con botones físicos, y estos además ofrecen una muy buena respuesta ya que son grandes y con recorrido. Podremos cambiar el volumen, pasar de canción y recibir llamadas, siendo este último también el botón para activar los comandos por voz para asistentes virtuales tipo Siri y Google Now, y además hay un botón exclusivo para el emparejamiento Bluetooth, otro para la cancelación de ruido y el paso de ruido ambiental.

Lo mejor y peor de cada uno de ellos

Ahora quiero detenerme en cada modelo concreto, explicando mis sensaciones globales con ellos, y cuáles me han parecido sus puntos fuertes y sus puntos débiles.

Sennheiser PXC 550: Los mejores en su conjunto

Los Sennheiser PXC 550 me han parecido los mejores en su conjunto y los más equilibrados en el balance de sus prestaciones. Su sonido es fantástico y es sin duda alguna su primera gran virtud, con el mejor soundstage de todos y una respuesta plana en todas las frecuencias. Proporcionan un sonido rico en texturas, dinámico y de una gran claridad. Son una auténtica delicia. Por otro lado, su diseño es muy bueno.

Son muy elegantes, son plegables y están hechos para perdurar, con una gran combinación de materiales premium. Su comodidad está fuera de toda duda, y su batería es también increíble, durando hasta 30 horas con un tiempo de carga mínimo y con la posibilidad de usarlos de manera pasiva. Por otro lado, su cancelación de ruido no es la mejor, pero es más que suficiente.

Sennheiser se habrá tenido que debatir entre hacer su reducción de ruido más eficaz o dejarla en un término medio y apostar por un mejor sonido, y ha optado (creo que con mucho acierto) por lo segundo. No obstante, ya digo que la cancelación de ruido de los PXC 550 es buena, y creo que la mayoría de usuarios quedarán contentos con ella. Además, la app Sennheiser Cap Tune es una pasada, y junto a la Sony es la más completa del mercado. Tiene un montón de ajustes disponibles, se puede controlar el nivel de reducción de ruido y tiene un reproductor integrado con el ecualizador más completo de entre todos los auriculares Bluetooth.

Lamentar como única falla de estos auriculares, la ausencia de compatibilidad con el códec aptX HD. En unos auriculares de tanta calidad, habría sido un detalle que atraería aún más a un público audiófilo.

En definitiva, creo que son los mejores auriculares Bluetooth del momento si valoramos todas sus prestaciones en conjunto. Sí, los hay que reducen mucho más ruido y los hay aún más cómodos, pero ninguno de ellos suena tan bien como este.

Los mejores auriculares Bluetooth: Sennheiser PXC550

Sennheiser PXC 550

Los mejores auriculares Bluetooth en su conjunto, destacando por una gran calidad de sonido, un gran confort y un buen diseño

Pros

[su_list icon=”icon: thumbs-up” icon_color=”#4ebb6b”]

  • Tienen una excelente calidad de sonido
  • El diseño es elegante y son muy cómodos
  • La batería es una pasada, duran 30 horas y tardan poco en cargarse
  • La app de Sennheiser es una pasada, muy completa

[/su_list]

Contras

[su_list icon=”icon: thumbs-down” icon_color=”#de5d3e”]

  • Cancelación de ruido claramente por detrás de los Bose o los Sony
  • Sin aptx HD

[/su_list]

Sony WH1000XM2: Los mejores en cancelación de ruido

Si tu prioridad es la cancelación de ruido, no busques más y quédate con los Sony WH1000XM2. Estos auriculares ofrecen la mejor cancelación de ruido del mercado, es así de simple.

El bloqueo del ruido externo es casi total, y destaca por su reducción en las frecuencias bajas, así que son ideales para usar en trayectos de transporte público o en el avión. Su sonido también es bastante bueno. No es tan refinado como el de los PXC 550, pero a cambio despliega los mejores bajos de todos los auriculares de la comparativa. Son unos auriculares para bass-lovers, así que si escuchas principalmente música moderna y cañera, estos auriculares te gustarán.

Destacar también su enorme comodidad, combinación de unas orejeras super cómodas y una ligereza extrema. Todo ello sin perjuicio de un buen diseño que emplea materiales de buena calidad para darle solidez y durabilidad al dispositivo. Además, se pliegan del todo para su transporte, y su batería es también de las mejores, con hasta 30 horas de autonomía.

Son también muy tentadores por ser los únicos con LDAC, el códec Bluetooth sin (casi) compresión. Aparte de esto, es también el único que incluye soporte para todos los códecs Bluetooth, también aptX HD. La app de Sony es también una maravilla, con un montón de posibilidades y ajustes.

En el lado de sus defectos, mencionar que su micrófono para las llamadas es el de peor calidad. Esta crítica es una de las mayores pegas que le ponen los usuarios a estos auriculares, pero considero este un inconveniente menor que no mancha la reputación de uno de los mejores auriculares Bluetooth de los últimos tiempos.

Los mejores auriculares Bluetooth: Sony WH1000XM2

Sony WH1000XM2

Estos auriculares destacan por su cancelación del ruido, la mejor del mercado sin ninguna duda

Pros

[su_list icon=”icon: thumbs-up” icon_color=”#4ebb6b”]

  • Tienen los mejores bajos, una gran pegada de graves
  • Son muy cómodos y super ligeros
  • Gran autonomía, hasta 30 horas con la ANC activa
  • App de Sony super completa y funcional
  • Compatibles con todos los códecs Bluetooth actuales

[/su_list]

Contras

[su_list icon=”icon: thumbs-down” icon_color=”#de5d3e”]

  • Sonido menos refinado, por detrás de los Sennheiser
  • La calidad de su micrófono para llamadas es muy mala

[/su_list]

Bose QuietComfort 35 II: Los más cómodos

Los Bose QuietComfort 35 II ganan sin duda en confort. Se nota rápidamente al probarlos que son extremadamente cómodos, dando la extraña sensación de que nos los llevas puestos. Son ligeros, sus almohadillas son suaves y no ejercen presión alguna en la cabeza. Son unos buenos candidatos si este aspecto es importante para ti, sobre todo de cara a largas sesiones de escucha.

En cuanto a su sonido, los QuietComfort 35 II suenan bastante bien. Está muy equilibrado en su representación del rango audible de frecuencias, y no abusan de los bajos (cosa bastante habitual en Bose). El único aspecto en el que pierden frente a la competencia es en un soundstage más comprimido, y esto para mí es determinante en unos auriculares. La cancelación de ruido cae del lado de sus virtudes, situándose solo por detrás de los Sony. Los Bose QuietComfort 35 II bloquean una enorme cantidad de ruido externo y son verdaderamente eficaces al hacerlo. La app de Bose no es la más completa, pero el control que tiene para regular la intensidad de la ANC es muy bueno.

En su lado negativo, hay que mencionar que su diseño no es muy inspirado y es bastante simple y aburrido. Ni siquiera pueden plegarse del todo. Tampoco pueden usarse en modo pasivo, y no tienen soporte para aptX, inconvenientes muy a tener en cuenta y que son una muestra más que Bose no está preocupada por ofrecer el mejor sonido posible, sino que está por otras cosas.

Su batería está bien, pero es la peor de todos los modelos comparados. Si hablamos nuevamente de cosas positivas, hay que decir que sus controles a través de botones físicos son los mejores. También son los únicos auriculares de la comparativa que se pueden controlar con asistentes de voz, y su micrófono es el mejor para las llamadas. Como ves, un mix de pros y contras que lo hacen muy recomendable para según qué necesidades.

Los mejores auriculares Bluetooth: Bose QuietComfort 35 II

Bose QuietComfort 35 II

Los auriculares más confortables del momento, tan suaves y ligeros que no se nota que se llevan puestos

Pros

[su_list icon=”icon: thumbs-up” icon_color=”#4ebb6b”]

  • Los más cómodos, ligereza y confort líder en el mercado
  • Cancelación de ruido TOP, casi a la altura de los Sony
  • Control a través de botones físicos muy bien integrados
  • Micrófono para llamadas de muy buena calidad

[/su_list]

Contras

[su_list icon=”icon: thumbs-down” icon_color=”#de5d3e”]

  • Calidad de sonido sin muchos alardes, por detrás del resto de modelos
  • Batería por debajo de la competencia
  • Diseño no especialmente bonito ni reseñable
  • No es compatible con aptX

[/su_list]

Bowers&Wilkins PX: Los más bonitos

Si hay algo por lo que destacan los Bowers&Wilkins PX es por su gran calidad de sonido y por lo bonito de su diseño. Son unos auriculares realmente elegantes, con mucha clase, pero también muy resistentes, con materiales de primera gama. Se sienten y se ven como unos auriculares premium, tal y como corresponde a su precio.

Lástima que no sean los más cómodos. Su diadema ejerce presión en la cabeza y las almohadillas no me han resultado del todo confortables, dándome la sensación de ser más rígidas de lo que deberían. Me quedan muchas dudas de si serán adecuados para largas sesiones de escucha.

Su cancelación de ruido es bastante buena. No llega al nivel superlativo de los Sony o los Bose, pero es eficaz y funciona muy bien. Es más que suficiente para el usuario medio. Además, la calidad de sonido compensa, ofreciendo una nitidez y claridad meridiana en todo el rango de frecuencias, y con unos bajos prominentes que no invaden a los medios. Son especialmente recomendables para música acústica, instrumental y clásica.

Destacar también el soporte para aptX HD, un aliciente claro de cara a los audiófilos. Es una pena que B&W lo estropee de alguna manera al no ofrecer la posibilidad de usar los auriculares en modo pasivo, una decisión totalmente incomprensible para un producto como este. Su batería tiene una duración muy buena de 25 horas, nada que reprocharles en este aspecto.

Lo que sí se les puede criticar es que el precio que tienen es muy elevado, y además parece que B&W no se baja de la burra y los mantiene al mismo precio que cuando los lanzó al mercado. En este caso, la exclusividad de la marca se paga.

Los mejores auriculares Bluetooth: Bowers & Wilkins PX

Bowers&Wilkins PX

Los auriculares Bluetooth con mejor diseño, elegantes y hecho con materiales premium

Pros

[su_list icon=”icon: thumbs-up” icon_color=”#4ebb6b”]

  • Suenan realmente bien, con una fantástica respuesta en todas las frecuencias
  • Tienen el mejor diseño, son muy elegantes y desprenden mucha clase
  • Buena reducción del ruido. No es la mejor, pero se queda muy cerca
  • Compatibles con aptX HD

[/su_list]

Contras

[su_list icon=”icon: thumbs-down” icon_color=”#de5d3e”]

  • Son menos cómodos que los Bose QC 35, los Sony o los Sennheiser PXC 550
  • No pueden usarse como auriculares pasivos
  • Precio demasiado elevado, claramente con sobrecoste por ser la marca que es

[/su_list]

Sennheiser M2 Wireless: Fantástico sonido

Los Sennheiser Momentum 2.0 Wireless son, junto a los PXC 550, los que mejor suenan. Me encanta el perfil de sonido equilibrado en todas las frecuencias, típico de Sennheiser.

Su soundstage no es tan bueno como el de los PXC 550, pero a cambio ofrecen mejores bajos. Es un sonido magnífico que casa bien con cualquier género, verdaderamente disfrutables tanto para usuarios casuales como para audiófilos exigentes.

Lo malo de estos auriculares es que son del 2015, y se han quedado desfasados en muchos aspectos. Su diseño es muy atractivo, con un aspecto retro que los convierte en atemporales, pero son los menos cómodos, inapropiados para personas con gafas por lo rígida que es la diadema, e inadecuados para largas sesiones de escucha por lo incómodas que son sus orejeras. Tampoco son compatibles con la app Cap Tune de Sennheiser, y es una pena porque esa app es super completa.

Su cancelación de ruido es buena, pero ha quedado muy desbancada por lo que ofrecen los Sony y los Bose. No pueden usarse de forma pasiva, siendo este uno de sus mayores defectos, y las funciones que ofrece a través de sus botones físicos son muy limitadas.

Así pues, resultan unos auriculares muy recomendables por calidad de sonido y apariencia, pero en el resto de características están por detrás de su competencia. Al ser el modelo más antiguo, es posible encontrarlo en ofertas por debajo de los 200€, siendo en este caso más recomendables.

Los mejores auriculares Bluetooth: Sennheiser Momentum 2.0 Wireless

Sennheiser Momentum 2.0 Wireless

Aunque se han quedado desfasados en otros aspectos, el sonido de estos auriculares sigue siendo fantástico

Pros

[su_list icon=”icon: thumbs-up” icon_color=”#4ebb6b”]

  • Calidad de sonido TOP, suenan fantásticos en cualquier género
  • Apariencia retro muy atractiva y atemporal
  • Gran calidad de construcción, muy resistentes y además plegables

[/su_list]

Contras

[su_list icon=”icon: thumbs-down” icon_color=”#de5d3e”]

  • Son los menos cómodos de la comparativa, a partir de la hora de uso empiezan a ser molestos
  • No funcionan como auriculares pasivos
  • Tienen pocas funcionalidades en sus botones y no se pueden usar con ninguna app

[/su_list]

Entonces, ¿Cuáles son los mejores auriculares Bluetooth del mercado?

Ahora mismo, mi recomendación serían los Sennheiser PXC 550, sobre todo si buscas unos auriculares que sean equilibrados en todas sus prestaciones. Suenan de lujo, son cómodos y muy ligeros, no tienen la mejor cancelación de ruido pero es suficiente para la mayoría de los casos, y además suelen estar más baratos que la competencia. Son unos auriculares realmente completos.

A continuación mi elección serían los Sony WH1000XM2. Estos auriculares tienen la mejor cancelación de ruido de todos, y además son realmente cómodos y confortables. Su sonido no es para puristas, pero sus espectaculares bajos le confieren impacto a su sonido y los hacen muy divertidos y disfrutables para música pop y electrónica moderna.

Como tercera opción iría a por los Sennheiser Momentum 2.0 Wireless. Aunque son los menos confortables de la comparativa y se han quedado atrasados en cuanto a funcionalidades avanzadas (no tienen ajuste de intensidad de la reducción del ruido ni se pueden controlar con una app) sí que tienen un sonido fantástico que puede compensar sus deficiencias.

Como cuarta opción elegiría los Bose QuietComfort 35 II. Su sonido es bueno, pero tampoco espectacular. No obstante, tiene una cancelación de ruido extraordinaria, casi a la par que la de los Sony, y son los auriculares más confortables. Los veo un pelín inflados de precio para lo que ofrecen, pero esto suele ser un problema habitual de esta marca.

Como última opción dejaría los Bowers&Wilkins PX. Estos auriculares son realmente bonitos y un gustazo sostenerlos en la mano por la tremenda calidad de los materiales y los acabados con los que están hechos. Además, suenan estupendamente, con un sonido equilibrado, adecuado para escuchas críticas. Sin embargo, no son demasiado cómodos para sesiones largas de escucha, y el precio que tienen les hace perder atractivo. Seguramente si costaran 100€ menos serían mucho más recomendables, así que si los encuentras a ese precio no te lo pienses mucho.

Y tú, ¿Qué opinas?

Si has podido probar algunos de estos auriculares, o si eres poseedor de alguno de ellos, me encantaría contar con tu opinión. También puedes opinar sobre algún otro auricular Bluetooth que creas que debería estar incluido en la comparativa. Esta guía se irá actualizando a medida que se lancen nuevos auriculares Bluetooth que merezcan la pena estar aquí. ¡Estoy abierto a propuestas!

Author

Blogger y profesional del marketing online. Apasionado de la tecnología y amante del cine, la música, el esquí y la montaña.

¿Quieres dejar un comentario?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.