Consejos de uso de una freidora de aire

Cómo usar una freidora de aire

Las freidoras de aire son el electrodoméstico de moda, no cabe duda, pero un problema que me encuentro a menudo es que mucha gente que está pensando en comprar su primera Airfryer aún no atreve porque no sabe muy bien cómo se usan.

En este artículo vamos a tratar de resolver las dudas más habituales sobre el uso de este tipo de aparatos a través de 10 consejos de uso y recomendaciones prácticas. Si no sabes cómo usar una freidora de aire, te recomiendo que prestes atención.

Ya tengo mi freidora de aire ¿Qué hago?

Ya tienes tu nueva y flamante Airfryer. ¿Ahora qué?

Lo primero es lavar el cesto de la freidora, así como la rejilla y cualquier otro elemento que vaya a entrar en contacto con los alimentos. La inmensa mayoría de los fabricantes emplean materiales que son aptos para introducir en el lavavajillas, así que es una buena idea sacarlos de la freidora e introducirlos en el lavavajillas para su limpieza. Muchos usuarios se quejan que en el primer uso la comida les huele a plástico, y esto es consecuencia de no haber hecho este paso previo.

Otro paso que no se puede obviar es el de escoger un buen sitio para tu Airfryer. Y es que una de las características de estas freidoras es que sacan aire caliente por la parte trasera o los laterales. Así pues, es conveniente que el aparato no esté pegado a ningún mueble u otro electrodoméstico, dejando unos centímetros (cuantos más, mejor) para que ese aire caliente pueda salir y disiparse.

Cómo usarla por primera vez

Aunque, evidentemente, los modelos de los distintos fabricantes son distintos, la mayoría de freidoras de aire tienen elementos en común. Básicamente, debes saber que todas las freidoras de aire pueden:

  • Ajustar la temperatura, generalmente hasta unos 200ºC.
  • Ajustar el tiempo de cocción, generalmente un máximo de 60 minutos.
  • Luego, algunos modelos cuentan con modos de precalentamiento o de mantenimiento del calor.

La gran mayoría de freidoras de aire también disponen de modos de cocción programados. Esto quiere decir que la máquina trae modos para cocinar, por ejemplo, patatas fritas, filetes o pescados, y para ello programa un tiempo y una temperatura preestablecidos según el alimento a preparar.

Por tanto, tienes dos opciones: establecer tú mismo/a el tiempo y la temperatura, o escoger uno de los modos programados con los que cuenta tu Airfryer. Los modos más habituales son los ya mencionados de patatas fritas, muslos de pollo, filetes de carne o de pescado y gambas, pero también suele haber para hornear postres, deshidratar alimentos, descongelar, función yogurtera… Hablaremos de todo lo que se puede hacer en una Airfryer más adelante.

Es posible que quieras preparar una receta que a mí, por ejemplo, me encanta para una Airfryer, como la de aguacates rellenos de huevo. Evidentemente, no hay ningún modo programado para algo tan concreto, así que hay que hacerlo todo manualmente y seleccionar el tiempo y temperatura, en este caso el que marca la receta del enlace.

Cuando quieras saber qué tiempo y temperatura ajustar para alguna elaboración que no disponga de modo programado en tu freidora de aceite, procede de la misma manera; en internet hay centenares de blogs de cocina y, con la fiebre de las freidoras de aire, hay miles de recetas que te podrán indicar los tiempos y temperatura que debes programar en tu Airfryer para cocinar determinados alimentos.

Poco aceite, mucho o nada de nada. ¿Cuánto aceite hay que echar?

Esta es una de las dudas más frecuentes entre quienes van a usar una freidora de aire por primera vez, y es la de cuánto aceite hay que echar realmente.

Todo depende de tus gustos. Si estás habituado/a a freír con abundante aceite, te diría que pasar a freír patatas con aire, sin una pizca de aceite, puede ser un cambio demasiado drástico, así que lo mejor es echar un poco de aceite y, poco a poco, a medida que vayas adaptando tu paladar a esta nueva manera de cocinar, ir reduciendo la cantidad de aceite que echas. Esto es, sobre todo, en lo que se refiere a patatas fritas, pues alimentos como pollo o verduras no es necesario echar aceite, pues el primero se puede cocinar perfectamente en su propia grasa, y las verduras no necesitan aceite para cocerse.

Una de las mejores cosas que puedes comprar para acompañar a tu nueva Airfryer es un dosificador de aceite, ya sea de los de cepillo o de los de spray, y en supermercados puedes comprar botellas de aceite con spray, así que no hay excusas en este sentido, pero si no, un par de cucharadas de aceite suele bastar; recuerda que la freidora de aire funciona, precisamente, con aire, y este esparce las pocas gotitas de aceite que eches, repartiéndolas por todo el cesto.

El precalentamiento, fundamental

Las mejores freidoras de aire del mercado cuentan con modo de precalentamiento, y lejos de ser una función inútil, es totalmente recomendado usarla. Las Airfryers no dejan de ser unos pequeños hornos y, como tales, necesitan un tiempo para alcanzar la temperatura indicada. Por tanto, si no los precalientas y pasas a cocinar directamente, una parte de la duración de la cocción la habrás llevado a cabo con una temperatura inferior, lo que puede llevar a resultados nefastos en tu plato.

Bien es cierto que una de las ventajas de una Airfryer respecto a un horno es que se calienta bastante más rápido, pero aún así, es conveniente usar el modo de precalentamiento.

Remover los alimentos a mitad de la cocción

Una cosa que es muy recomendable hacer también es remover los alimentos a mitad de la cocción, e incluso varias veces, para asegurarnos que los alimentos se cocinen por todos los lados. Y es que, aunque el aire circule en 360º por todo el cesto, en el caso de, por ejemplo, las patatas fritas, muchas quedan tapadas por otras, así que es buena idea removerlas.

Algunas freidoras de aire tienen avisos para remover los alimentos, con intervalos que varían según el modo programado que estés usando, y las que freidoras de aire con WiFi que se pueden conectar a una app tienen, además, a ventaja de notificarte cuando toca hacer esto, de manera que puedes desatenderte de la cocina y la app ya te avisará cuando toque remover el cesto.

Si esto te parece un incordio, quizás quieras echar un vistazo a los hornos con función de freidora de aire, algunos de los cuales tienen espetones o cestos giratorios que te ahorran este problema. Este tipo de híbridos entre horno convectivo y freidora de aire también aportan otra ventaja adicional, la de tener capacidades más grandes para poder cocinar para un mayor número de comensales, cuestión de la que hablamos a continuación.

Necesito cocinar para muchos comensales ¿Qué hago?

Las freidoras de aire más populares y vendidas, las que puedes encontrar en todas partes, suelen ser las de capacidades entre los 3 y los 6 litros. Estas capacidades permiten cocinar para entre 2 y 4 comensales, quizás 5 o, como mucho, 6 dependiendo del plato. Por ejemplo, patatas fritas, alitas de pollo o gambones caben fácilmente en gran cantidad, aún siendo el cesto pequeño, pero aún en estos casos debes vigilar, porque no es recomendable llenar el cesto hasta su tope, ya que la idea es dejar circular el aire. ¿Qué si quieres cocinar para más gente?

Realmente no hay mucho que puedas hacer en este caso, salvo preparar un plato, reservarlo y cocinar más en otra tanda. Pero si tienes previsto usar a menudo tu freidora de aire para mucha gente, quizás te convenga mirar freidoras de aire de gran capacidad, entre las cuales hay incluso modelos con doble cesto, como la Cecofry Advance Double de Cecotec, y que te permiten no solo preparar grandes cantidades de comida, sino también preparar dos tipos de platos diferentes a la vez.

Ten presente que una Airfryer de gran capacidad se ve obligada a aumentar la potencia de su termostato para adecuarse al mayor tamaño, así que el consumo eléctrico en estos modelos aumenta. Aún así, sigue siendo un consumo más moderado que el de un horno convencional.

¡Cuidado con esa grasa!

Para que la cocción sea aún más sana, las buenas freidoras de aire vienen con una bandeja que recoge la grasa que se filtra desde el cesto de la freidora.

No vuelques el cesto directamente sobre el plato sin antes retirar esta bandeja recoge-grasas, ya que no querrás verter también esa grasa al plato. Hay algún modelo en el que la bandeja no se puede separar del cesto; en este caso, usa unas pinzas de cocina antes que un tenedor para no rayar la superficie antiadherente que tienen los cestos.

No solo puedes freír, también puedes hacer muchas otras cosas

En lo primero que pensamos en hacer en una freidora de aire son las clásicas patatas fritas o las alitas de pollo. Es normal, pues es lo que más asociamos a las freidoras tradicionales, pero una de las grandes ventajas de las freidoras de aire es su versatilidad: poder preparar muchos otros platos.

Ahí van algunas ideas de todo lo que puedes hacer con ellas:

  • Puedes asar a la parrilla carnes y pescados, gracias a la rejilla metálica que traen la inmensa mayoría de modelos. Uno de los más recomendables en este sentido es la Easy Fry & Grill, una de las freidoras de aire de Moulinex, pues uno de sus accesorios es una parrilla de rejilla de aluminio fundido que permite asar como si de una barbacoa se tratase.
  • Puedes hornear pizzas. En este caso, tendrás que preparar una masa de pizza con una forma que se adapte a la del cesto de tu Airfryer, ya sea cuadrada o redonda. Puedes usar también la rejilla de acero inoxidable, aunque hay modelos, como algunas Airfryers de Philips, que tienen accesorios específicos para pizza.
  • Si se pueden hacer pizzas, también se pueden hornear panes. En este sentido, ayudan algunos accesorios que llevan algunos modelos y que son bandejas específicas para hornear panes.
  • De la misma manera, también se pueden preparar postres, repostería y bollería. En Amazon hay kits de accesorios, como este, con todo lo necesario para llevar a cabo este tipo de recetas; solo has de mirar que sean compatibles con el tamaño de tu Airfryer.
  • Una función poco conocida de las freidoras de aire es la de deshidratar frutas o verduras. No obstante, esto solo pueden hacerlo aquellos modelos con un temporizador superior a los 60 minutos.
  • En relación con lo anterior, las freidoras de aire con un temporizador amplio y bajas temperaturas también pueden usarse como yogurtera. La mejor freidora de aire para usarla con este fin es, sin duda, la Xiaomi Mi Smart Air Fryer, que dispone de un modo específico para ello.

Cocinar de un día para otro

Imagina que quieres preparar una receta en tu Airfryer, pero quieres tenerla recién hecha cuando llegues del trabajo. Para ello, deberás buscar una freidora de aire que se pueda programar con un inicio retardado o a una hora determinada.

Imagina también ahora que a veces llegas del trabajo algo más tarde, así que es probable que la freidora acabe de cocinar mucho antes de que llegues a casa. Debes saber que hay modelos que también disponen de un modo de preservación del calor, lo cual resulta muy útil en estos casos o, por ejemplo, también cuando esperas invitados pero no sabes a qué hora llegarán. El modo de mantenimiento del calor también es muy útil para mantener los alimentos calientes si estás preparando algún otro alimento fuera de la Airfryer.

¿De dónde puedo sacar recetas?

Una de las cosas que suelen ocurrir con las freidoras de aire (también ocurre con los robots de cocina) es que hay gente que las deja en desuso por falta de ideas. Pero ya has visto en el apartado anterior que la versatilidad de estos aparatos es enorme, así que realmente se les puede sacar mucho partido.

Muchas Airfryers vienen con libro de recetas, aprovéchalas. Muchas marcas también tienen una web donde van publicando recetas. Cecotec, por ejemplo, es muy activa en su canal de Instagram, y Create también tiene su propia web de recetas para sus freidoras sin aceite.

Otras marcas populares también ofrecen decenas y decenas de recetas a través de sus apps, como es el caso de la Pro Smart Air Fryer, la mejor de las freidoras sin aceite de Cosori, y que a través de la app Vesync ofrece más de 100 recetas en español.

Si necesitas más inspiración, la web cookpad es siempre una referencia para estas cosas, y este artículo del popular blog de El Comidista también da muy buenas ideas de platos originales que puedes hacer con tu Airfryer.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: José Noguera Morillas.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Clouding.io que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Esta web usa cookies. Al hacer clic en el botón Aceptar, o al continuar navegando, aceptas su uso. Puedes ver la política de cookies.