222,00€
in stock
2 Nuevo Desde 222,00€
A partir de mayo 26, 2019 9:37 am
Amazon.es
274,20€
274,31
in stock
6 Nuevo Desde 274,20€
6 Usado Desde 236,22€
A partir de mayo 26, 2019 9:37 am
Amazon.es
Envío gratuito
315,14€
549,00
in stock
22 Nuevo Desde 299,47€
2 Usado Desde 262,40€
A partir de mayo 26, 2019 9:37 am
Amazon.es
Envío gratuito
359,00€
549,00
in stock
2 Nuevo Desde 359,00€
A partir de mayo 26, 2019 9:37 am
Amazon.es
359,00€
in stock
5 Nuevo Desde 359,00€
A partir de mayo 26, 2019 9:37 am
Amazon.es
449,00€
in stock
4 Nuevo Desde 449,00€
A partir de mayo 26, 2019 9:37 am
Amazon.es
449,70€
559,00
in stock
8 Nuevo Desde 331,81€
A partir de mayo 26, 2019 9:37 am
Amazon.es
Envío gratuito
722,75€
out of stock
3 Nuevo Desde 722,75€
A partir de mayo 26, 2019 9:37 am
Amazon.es
Envío gratuito

Hace año y medio salió al mercado la Samsung HW-MS650, y las primeras reviews fueron tan positivas que me decidí a probarla. 10 minutos fueron suficientes para convencerme de quedármela, aunque acabé comprando la Samsung HW-MS6500, que es exactamente la misma barra pero con un diseño curvo.

Su calidad de sonido es impresionante, y me recordó mucho a la Sonos Playbar que ya había tenido ocasión de probar unos meses antes, solo que la Samsung HW-MS6500 cuesta la mitad, y además cuenta con más conexiones y soporte para DTS.

Esta barra es una de las primeras que salieron del Samsung Audio Lab, un laboratorio ubicado en California donde se gestan los productos de audio de Samsung. El asunto es que en 2016 Samsung compró la división internacional de Harman, uno de los fabricantes de dispositivos de audio más prestigiosos del mundo, y aprovechó para trasladar a algunos de sus ingenieros a su laboratorio de audio.

Por lo tanto, esta barra es más una creación de Harman/Kardon que de Samsung. De hecho, se comenta en foros especializados que tanto la barra como el subwoofer ya estaban diseñados por Harman, y Samsung lo único que hizo fue «empaquetarlos» en un producto bajo su nombre.

En este análisis quiero contarte cómo ha sido mi experiencia con esta barra tras un año intensivo de uso, con todo tipo de películas, series y también muchísima música. Samsung HW-MS6500: Vista general

Motivos principales para comprar la Samsung HW-MS6500

  • Suena de escándalo, tanto con audio DTS y Dolby multicanal como con música. Su calidad es cercana a la alta fidelidad, y está a años luz del resto de barras de menos de 500€.
  • Sus graves son buenísimos aún sin tener subwoofer, así que es ideal para quien tenga problemas de espacio en casa (o a quienes su mujer les tenga prohibido meter tanto cacharro en el salón).
  • Tiene Wifi y Spotify Connect, es una delicia y es realmente fácil escuchar música en ella.
  • No es cara, sino más bien barata. Te aseguro que es imposible encontrar otra barra con la misma calidad de sonido y por su mismo precio.

Una barra sin subwoofer, aunque tampoco lo necesita

La Samsung HW-MS6500 es una barra de tamaño considerable. Son 116 cm de ancho y 8 cm de alto, así que la barra ocupa mucho espacio y es bastante pesada. A diferencia de las barras de sonido de gama baja, hechas de plástico barato, esta barra tiene un chasis metálico con un elegante acabado de aluminio cepillado en la parte superior, y una rejilla metálica que protege los drivers internos. En el lado derecho hay cuatro botones, y en la parte de atrás están todas las conexiones, a las que luego daré un repaso.

Siendo el modelo curvo y siendo tan grande, encaja perfectamente para mi televisor LG EG910v, de 55 pulgadas y con la pantalla curva. La barra queda estupenda en el mueble del televisor, y aún siendo alta no llega a tapar por completo el puerto de infrarrojos del televisor, con lo que no tengo ningún problema al usar el mando a distancia. Samsung HW-MS6500: Vista lateral

La barra no tiene subwoofer. Como te explicaré más adelante, está la opción de comprar un subwoofer inalámbrico, pero en el momento que la compré este subwoofer aún no había salido a la venta en España. De todos modos, la barra fue anunciada como una barra ideal para usarla sin subwoofer.

El arma secreta de esta barra se llama «distortion cancelling technology». Aunque leído así puede parecer el típico gimmick que se sacan de la manga los fabricantes para promocionar productos que en realidad no valen para nada, esta tecnología en efecto funciona. Aunque no está del todo claro en qué consiste esta tecnología, parecer ser que lo que hace es ajustar los drivers para que se muevan al unísono y así reducir la distorsión generada en las frecuencias bajas.

Y así es. La Samsung HW-MS6500 tiene el mejor despliegue de bajos de entre todas las barras de sonido del mercado que se venden sin subwoofer. En mis tests pude medir una extensión que llegaba prácticamente a los 35 Hz, lo que es un resultado excepcional para cualquier altavoz sin subwoofer.

Esto obviamente no solo se consigue con una tecnología como esta, sino con transductores de calidad. Lejos de las barras de sonido baratas y mediocres que inundan el mercado, y que suelen llevar únicamente dos canales con un único transductor de rango completo por canal, la HW-MS6500 tiene 3 canales, cada uno de ellos compuesto por dos woofers y un tweeter, sumando un total de 9 drivers y cada uno alimentado por su propio amplificador.

Estos, a su vez, tienen miga. Los woofers son de tipo «long excursion», con lo que la membrana dispone de más recorrido físico y proporciona mayor potencia en un área más pequeña. Por otro lado, la barra cuenta con unos altavoces de agudos que Samsung ha denominado «wide range tweeters», pues su diseño, distinto al de los habituales tweeters de cúpula, dispersan el sonido y no lo hacen tan direccional, con lo que se logra un mayor campo sonoro.

Todos estos transductores trabajan además con crossovers activos, de manera que se filtran las frecuencias y se envía por «bloques» a cada transductor. Así pues, los woofers se encargan únicamente de frecuencias en el rango de bajos-medios, y el tweeter se encarga únicamente de las frecuencias más altas.

El mejor sonido de entre cualquier barra de menos de 500€

La teoría pinta muy bien, ¿pero cómo se comporta esta barra en la práctica? Pues extraordinariamente bien, hay que decir.

La Samsung HW-MS6500 ofrece la mejor calidad de sonido de entre todas las barras de sonido que cuestan menos de 500€, es así de simple. Puedo afirmar con firmeza esto, pues por mi trabajo con la web barradesonido.es he podido probar muchas barras en este rango de precio. La diferencia te aseguro que es abismal. Samsung HW-MS6500: Vista superior

La claridad del sonido es en todo momento espectacular, con una amplitud de sonido y una separación entre canales que no vas a encontrar en ninguna otra barra por su mismo precio. Es también una barra muy destacada en la reproducción de los medios. Las voces suenan increíblemente bien, no solo por la presencia de un canal central sino también por el cuerpo y definición que que tienen. Escuchar las voces de los actores en esta barra es una gozada, y es sin duda su principal rasgo distintivo.

Los agudos suenan también genial. No hay ni rastro de ese brillo y sibilancias que se perciben en los altavoces de gama baja, y los platillos y los violines suenan de lujo. Tan solo he notado en todo este tiempo una ligera distorsión en algunos armónicos muy altos, con pianos y con un volumen muy alto, pero han sido muy ocasionales y no han empobrecido en ningún momento el sonido general.

¿Y qué hay de los graves? Lo cierto es que como ya decía antes, la extensión de estos es muy notable para no tener subwoofer, tanto como para ser más que suficientes para el 90% de las personas que comprarán la barra. Sin embargo, hay que reconocer que se echa en falta esa pegada que hace temblar muebles y ventanas y que consigue cabrear a todos tus vecinos.

Una cosa es cierta, y es que los graves de la Samsung HW-MS6500 son muy buenos sin necesidad de subwoofer, y sin duda son mejores que los de la mayoría de subwoofers que acompañan a las barras de sonido de gama baja. Sin ser los más profundos, tienen una característica muy positiva y es que son muy envolventes, ya que al provenir del mismo lugar que el resto de frecuencias están bien integrados con el resto de la escena sonora, no hay ese molesto «retumbe» de los subwoofers baratos y ni rastro de distorsión alguna.

No obstante, ese 10% restante (entre el que me incluyo) puede que sí eche en falta esa pizquita de pegada extra, sobre todo a la hora de ver pelis y series de acción. Para ellos es el subwoofer SWA-W700.

Samsung SWA-W700: Graves para aburrir a un precio alto

[amazon_link asins=’B074J31ZT6′ template=’ProductAd’ store=’techie03-21′ marketplace=’ES’ link_id=’90b4edf1-d6d3-11e8-b111-19581129fd82′]

Añadir el subwoofer SWA-W700 a la ecuación le da otra dimensión a la Samsung HW-MS6500.

Este subwoofer es inalámbrico y es de tipo activo, por lo tanto solo ha de ir conectado por cable a la corriente, mientras que la comunicación con la barra la hace a través de un dongle inalámbrico que se conecta en la barra. Su tamaño es enorme y pesa como un demonio, pero es normal teniendo en cuenta que en su interior alberga un cono de 25 cm. El subwoofer es sellado, contrariamente a los habituales bass-reflex que abundan en el mercado. Samsung SWA-W700

Samsung anuncia en las especificaciones unos bajos que llegan a los 27 Hz. Siendo el subwoofer tan caro como es, alguien podría decir que no está justificada su compra teniendo en cuenta que la barra por si sola llega prácticamente a los 35 Hz, pero esto no es así. Primero, porque en la práctica el subwoofer llega mucho más abajo, hasta los 20 Hz, con un nivel significativo de volumen, con lo que, de hecho, el subwoofer es más extenso de lo que promete Samsung, y segundo, porque el subwoofer hace mucho más que simplemente extender los graves.

El SWA-W700 hace que los graves tengan mucha más pegada. El crossover de la barra envía toda frecuencia por debajo de los 80 Hz exclusivamente hacia el subwoofer, y este reproduce unos bajos que son tremendos en calidad y potencia, ya que no se pueden comparar los woofers pequeños dentro de la barra con el impresionante cono de 10″ del subwoofer.

El SWA-W700 añade esa segunda capa que hace que el sonido sea más expansivo. El temblor no solo se siente en las ventanas y los muebles sino también en el sofá, y en escenas de acción, con explosiones y rugidos de motor, es algo verdaderamente impresionante.

Pero como todo buen subwoofer, no se limita a generar temblores, sino a proporcionar unos graves de calidad. Su diseño cerrado entrega unos graves que son más controlados, con menos reverberación que en los subwoofers bass-reflex. Mientras que estos últimos suelen dar unos bajos más cálidos y extensos, los sellados ofrecen unos bajos más secos y precisos.

Este es el caso del SWA-W700, cuyo despliegue de graves sitúa el pack de la barra de sonido más el subwoofer en el ámbito de la alta fidelidad. Notarás la mejora en la música, pero mucho más en películas y series, donde la diferencia se nota, y mucho.

Es verdad que su precio es muy alto, y tengo que decir que es un armatoste de mucho cuidado, así que únicamente es recomendable para especialitos del sonido como yo. Probablemente, cualquier otra persona que sea mucho menos exigente con el sonido encontrará que con la barra, y quizás con los altavoces traseros de los que hablaré a continuación, es suficiente.

Altavoces surround SWA-9000S

[amazon_link asins=’B06XDD4HCC’ template=’ProductAd’ store=’techie03-21′ marketplace=’ES’ link_id=’977809c8-d6d3-11e8-bbae-3f68823e0fef’]

El Samsung SWA-9000S es un pack que incluye dos altavoces pasivos, que van conectados por cable a un receptor-amplificador que se enchufa a la corriente, y que se comunica con la barra de manera inalámbrica a un dongle wifi, que es el mismo que viene con el subwoofer (si ya lo tenías puesto antes, no te hace falta poner otro).

Cada altavoz tiene dentro un transductor de rango completo y un diminuto puerto de reflejo de graves. La calidad ofrecida por estos altavoces es decente pero sin alardes, puesto que al ser transductores de rango completo, y más de este tamaño, están lejos de ofrecer una gran fidelidad.

Estos altavoces sirven simplemente para «dar el pego» y poder completar la barra para montar un Home Cinema por poco dinero. En combinación con la barra y el subwoofer el sonido que obtendrás será un 5.1 clásico, mientras que si prescindes del subwoofer, la reproducción será simplemente 5.0: los tres canales frontales de la barra más los dos de los altavoces traseros.

Una cosa que no me gusta de ellos es que solo tienen un agujero en forma de llave por detrás, de manera que la única forma de colgarlos en la pared es con un gancho, apuntando hacia la barra. Lo ideal con los altavoces surround es poder colocarlos en un soporte, ligeramente orientados hacia los oídos del espectador sentado en una posición centrada del sofá. Samsung SWA-9000S

Por lo demás, cumplen con su cometido, pero como ya digo, no son ninguna maravilla. Desde luego, están a años luz de la calidad que pueden ofrecer unos buenos altavoces HiFi satélites o de estantería. Escuchando música se aprecia rápidamente la enorme diferencia de calidad que existe entre los altavoces traseros y los de la barra, así que con la música los dejo apagados, y los utilizo únicamente con cine y series que tengan sonido multicanal, escenario donde rinden mucho mejor y donde disimulan mejor sus vergüenzas.

Hay una cosa que he visto comentada en foros y valoraciones de Amazon, y es que el volumen de los SWA-9000S es bajo. En efecto, lo es, y el rango de volumen que puedes ajustar desde el mando a distancia es muy corto (de -6 a +6), pero es que en realidad los altavoces traseros deben sonar así, con un sonido difuso, disperso, mucho más bajo que el de los altavoces frontales. Veo gente obsesionada con subir sus altavoces surround a un volumen equivalente al de los canales frontales, cuando esto va totalmente en contra de cómo fueron concebidos los Home Cinema.

Puesto que la barra decodifica DTS y Dolby, con audio multicanal los SWA-9000S reproducen el contenido de los canales surround sin problemas, y lo hacen sin retardo alguno, aún siendo inalámbricos (cosa que, por cierto, también ocurre con el subwoofer). Pero si los mantienes activos cuando reproduces música en la barra, estos altavoces reproducen también la música, solo que filtrando las voces, de manera que solo se escuchan por ellos los instrumentos.

Esto hace que al escuchar música el sonido gane en amplitud, cosa que podrá gustar a algunos, pero otros encontrarán como yo que el sonido pierde fidelidad. Como esto va por gustos, tienes en todo momento la opción de activarlos o desactivarlos a tu conveniencia. Otro punto interesante es que aparte de este pack de altavoces, también pueden usarse como altavoces surround cualquiera de los altavoces multiroom 360 de Samsung, aunque parece ser que para ello se necesita una Smart TV Samsung posterior al 2014. Estos altavoces son bastante mejores que los SWA-9000S y pueden ser una buena alternativa para aquel que busque algo de más calidad para los efectos surround, aunque obviamente a un mayor precio. La configuración como altavoces traseros se realiza desde la misma app de Samsung Multiroom de la que hablaré más adelante.

Instalando y configurando la barra

La Samsung HW-MS6500 viene con un buen número de conexiones, así que no te supondrá un problema instalarla en cualquier televisor.

La barra tiene dos puertos HDMI. Uno de ellos es de entrada, y acepta passthrough de señal 4K a 60p, pero no HDR. El otro es de salida, HDMI ARC, también llamado de retorno de audio. Otra conexión es la de audio digital óptico, y también la típica entrada auxiliar de audio, con un conector mini-jack de 3.5 mm.

Lo ideal es utilizar el HDMI ARC para enviar todo el audio de la televisión a la barra, porque así te ahorras cableado y el tener que cambiar dos veces de fuente. Por ejemplo, imagina que conectas un Blu-Ray a la barra por HDMI, y luego conectas la barra al TV, desde el puerto HDMI ARC de la barra a un puerto HDMI del televisor. En ese caso, cuando quieras ver películas desde el Blu-Ray, tendrás que escoger primero la entrada HDMI con el mando del televisor, y luego tendrás que cambiar la fuente de sonido de la barra. ¿Y qué pasa con el sonido de la TV aparte del Blu-Ray? Pues que tendrás que sacarlo del televisor a través del cable de audio óptico. En resumen: más cables, más lío.

La otra opción es la que yo uso, y es conectar reproductores y decodificadores al televisor por HDMI, y luego conecto con un cable HDMI desde el puerto HDMI ARC del televisor al puerto HDMI ARC de la barra. De esta manera solo necesito un cable en la barra, y no he de estar cambiando de fuente de sonido, ya que todo lo que viene de la tele se reproduce por el mismo sitio. Obviamente esto solo podrás hacerlo si tu televisor tiene HDMI ARC, pero hoy en día es raro el televisor que no lo tiene.

Otra ventaja de este sistema es que los puertos HDMI de la barra emplean el estándar HDMI CEC, así que puedes controlar el volumen con el mando de tu televisor. En mi caso, con mi Smart TV LG también puedo hacerlo con el cable de audio óptico, pero esta es una función que no todos los televisores tienen.

Puedes también aprovechar el Bluetooth y conectar televisor y barra inalámbricamente, pero esto no te lo recomiendo. El Bluetooth es audio con compresión y se escucha peor. Solo te servirá para el sonido estéreo de la TDT, el audio multicanal solo podrás reproducirlo en estéreo y además tendrás un ligero retardo muy molesto que notarás en los diálogos. Comprar una barra como esta para conectarla al televisor por Bluetooth es un absurdo.

Manejando la Samsung HW-MS6500 en el día a día

Tras instalarla y conectarla al televisor, una de las primeras cosas que puedes hacer es bajarte la app de Samsung Multiroom (disponible en Android y iOS). La utilidad de esta app es que habilita las funciones multiroom y wifi de la barra, y además te permite realizar algunos ajustes básicos o mantener actualizado el firmware de la barra (cosa muy recomendable porque al principio se arreglaron muchos fallos que tenía la barra con actualizaciones de firmware).

El proceso de configuración de la app es muy sencillo y es un proceso guiado sin mayor complicación. Una vez tengas conectada la barra a la red wifi de casa, ya podrás lanzar música a la barra desde cualquier dispositivo conectado a la red, como un smartphone, una tablet, un NAS, un ordenador o cualquier dispositivo compatible con DLNA.

En la app tienes también servicios de música en streaming, como Spotify, Tidal, Napster, TuneIn… Simplemente has de introducir nombre y contraseña del servicio en el que tengas cuenta, y ya podrás lanzar música a la barra. La app no es el mejor ejemplo de interfaz intuitiva y tiene aún muchas cosas por corregir. En este sentido, la app de Sonos es muchísimo mejor y más completa.

Spotify es el mejor que puedes usar con la HW-MS6500. La barra dispone de Spotify Connect, de manera que puedes reproducir música directamente desde la app de Spotify, en la opción de «Conectar a dispositivos». Además, una cosa muy buena es que siempre tienes la opción de lanzar música a la barra, ya esté esta apagada o reproduciendo audio del televisor. Samsung HW-MS6500: App y Spotify

La barra cambia automáticamente de fuente en el momento que identifica que una de ellas le está enviando sonido así que, tanto por cable óptico como por HDMI ARC, la barra se enciende automáticamente si se enciende el televisor, y ajusta la fuente según la conexión que hayas empleado.

Lo mismo ocurre con el wifi y el Bluetooth. Aún estando apagada, la barra se enciende automáticamente si le envías sonido vía wifi, y si es por bluetooth hay una opción llamada «bluetooth power on» para que la barra se encienda automáticamente si lanzas música desde un dispositivo previamente sincronizado.

Desde el mando a distancia puedes escoger alguno de los modos de sonido con los que cuenta la barra. El botón de Surround sirve para activar el canal central cuando el audio es estéreo, filtrando las voces únicamente por ese canal, pero no hace nada con los audios multicanal.

El botón de SOUND MODE permite elegir entre los modos STANDARD, MUSIC, CLEAR VOICE, SPORTS y MOVIE. Yo siempre he encontrado que el modo estándar es el adecuado para todo lo que es audio estéreo: el sonido de la TDT, música y conciertos. Los modos Clear Voice y Sports no me gustan demasiado y estropean el sonido más que mejorarlo, mientras que el modo Movie es recomendable si se quiere potenciar las voces de las películas sin afectar al resto del sonido. También es útil si, por ejemplo, es una película antigua con sonido únicamente en estéreo, y se quiere filtrar las voces por el canal central, dejando los otros dos para sonido ambiente.

Luego está el botón del modo SMART. Este modo lo que hace es elegir el modo adecuado según el tipo de contenido que estés viendo. Este es el modo que uso siempre, ya que mantiene intacto tanto el audio multicanal como el audio en estéreo, y es perfecto para alternar entre la escucha de música y la visualización de pelis y series.

Con el mando también puedes ajustar el volumen de los bajos de la barra, y cuando amplias el equipo con el subwoofer, este control pasa a ser el del volumen del subwoofer. También puedes ajustar el nivel de los agudos (TREBLE) y encender o apagar los altavoces traseros. También verás un botón en el centro del mando con los simbolos del Play y el Pause. Este botón permite pausar y reanudar la música cuando se reproduce por wifi o bluetooth, y el aro alrededor de este botón sirve para pasar entre canciones de la lista de reproducción. Samsung HW-MS6500: Mando

En cuanto a los formatos que puede reproducir la barra, esta puede decodificar sin problemas tanto Dolby como DTS. Aunque no es compatible con los formatos Dolby True HD o DTS-HD Master, sí los reproduce, solo que a una tasa de muestreo inferior. Tanto Dolby como DTS los reproduce en 5.1, por mucho que veas en las especificaciones y en la misma caja que el DTS es 2.0, y es que Samsung actualizó su firmware para que sí pudiera reproducir DTS multicanal.

Otro formato con el que también es compatible es LPCM, aunque Samsung no lo anuncie en sus especificaciones. No he tenido tampoco ningún problema con los archivos habituales de música como FLAC, MP3 o AAC, y la barra también soporta el audio de alta resolución.

Samsung HW-MS6500: ¿Vale la pena?

Si has llegado hasta aquí es porque tienes interés en comprar esta barra. Mi recomendación es que no te lo pienses mucho más y que lo hagas.

Habiendo pasado ya más de un año desde su salida al mercado, la Samsung HW-MS6500 sigue sin tener rival por debajo de los 500€, y aún por encima de ese precio seguiría siendo mejor que muchas otras.

Empleando un lenguaje coloquial, se puede decir que Samsung «se la ha sacado» con esta barra. Ha sido un exitazo en ventas, que se ha forjado en base al boca a boca y a los análisis en internet que la han dejado por las nubes, y con razón.

Samsung ha dejado el listón de la gama media de las barras de sonido muy alto, y después de esta barra va a ser muy difícil recomendar cualquier otra en su mismo rango de precios. De hecho, he podido escuchar algunas de las nuevas barras de sonido que ha presentado este año, y ninguna es tan buena como esta, a excepción de las HW-N850 y la HW-N950, que juegan en otra liga.

Si bien es cierto que la barra por sí sola tiene una relación calidad-precio, el conjunto de la barra más el subwoofer y los altavoces surround es muy caro, y se va prácticamente a los 1000€. Habrá quien me diga, y con razón, que hay equipos de Home Cinema de mucha calidad por ese precio, pero también es cierto que ninguno de ellos inalámbrico, ni con Spotify Connect, ni con conectividad Wifi y capacidades multiroom. Por supuesto, ninguno de ellos es tan fácil de instalar y de usar como esta HW-MS6500.

También habrá quien diga que por un poco más de lo que cuesta este conjunto, se puede comprar la Samsung HW-K950, o la más reciente HW-N950, ambas con Dolby Atmos. También es verdad, pero no es menos cierto que el subwoofer de estas dos barras es peor que el SWA-W700. Por lo tanto, esas dos barras son muy recomendables si Dolby Atmos es imprescindible para ti, pero en cuanto a un simple equipo 5.1 la Samsung HW-MS6500 junto al SWA-W700 y los SWA-9000S ofrece mayor fidelidad y mayor pegada en los graves.

5 Comments

  1. Excelente review.
    Tengo la barra y es espectacular.
    Compré el kit SWA-9000S, pero en lugar de utilizar os altavoces que trae, le he colocado dos Q-Acoustics 2020 y el sonido se vuelve aún más envolvente.

    Has probado a colocarle otros satelites?

    • Jose Reply

      Hola Pablo, no tenía ni idea de esto. Había leído algo en su día pero un usuario en un foro yankee reportó que no le había funcionado con sus dos altavoces de dos vías antiguos. ¿Puedes confirmarme que, en efecto, te funcionan? Eso sería genial porque mejoraría un montón la calidad del conjunto.

  2. Hola,

    Mis Q Acoustics funcionan perfectamente conectados al receptor.
    La mejora es realmente notable.

    Ando detras del subwoofer pero la disparidad de precios entre Europa y USA es, en este caso de casi el doble.

    Por lo que veo es recomendable 100×100.

    A ver si lo encuentro en el rango de los 400€.

  3. Hola José,
    La verdad es que estoy impresionado por tus artículos. Están muy bien hechos y me gusta la forma de valorar los productos. Yo tengo la configuración ms650+subwoofer+altavoces traseros. Me gustaría mejorarlo. Tuviste oportunidad de probar la ms750 que está disponible en otros mercados? Y si es asi lo ves como una buena opcion?La verdad es que dolby atmos no es tan importante para mí.
    Saludos y gracias

    • Jose Reply

      Hola Rony. No he tenido ocasión de probar la MS750 porque no ha llegado a salir a la venta en nuestro país, pero las reviews de otros países fueron muy entusiastas y la pusieron por las nubes. Si ya has hecho la inversión del subwoofer y los altavoces traseros puedes plantearte vender la MS650 y comprar la MS750.

      Un saludo y muchas gracias por tus palabras.

¿Quieres dejar un comentario?

Responsable del fichero: José Noguera Morillas(hogarsmart.es). Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios. Legitimación: Consentimiento del interesado. No se cederán a terceros salvo obligación legal. Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: admin@hogarsmart.es. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.