¿Cómo funcionan los robots aspiradores?

Cómo funcionan los robots aspiradores

Puede parecer una pregunta obvia, pero no tiene por qué serlo. Aunque los robots aspiradores son un producto cada vez más popular y extendido, aún mucha gente desconoce realmente cómo funcionan y las ventajas que ofrecen respecto a las aspiradoras más tradicionales.

En este artículo trataré de explicar cómo funcionan los robots aspiradores a aquellos que no lo sepan, empezando por las partes que lo componen y lo que hace cada una de ellas, siguiendo por los distintos tipos de navegación que emplean y acabando por las posibilidades que hoy en día ofrecen los últimos modelos.

Esta es la anatomía de un robot aspirador

Aunque hay robots aspiradores con forma rectangular, la forma más habitual de un robot aspirador es redonda. Luego, también hay variaciones en cuanto al número de partes y elementos que lo componen, pero generalmente los robots aspiradores disponen de estas piezas:

  • La boca de aspiración: Lógicamente, como aspirador que es, el robot aspirador debe contar con una boca de aspiración, por donde succiona el polvo y otras partículas. Dependiendo del modelo, la boca puede ser de mayor o menos tamaño, pero por norma general esto no es un problema porque suelen tener un tamaño suficiente.
  • El cepillo giratorio: Lo que sí cambia según el fabricante y el modelo es el cepillo que va montado sobre la boca de aspiración. Se trata de un rodillo giratorio que se encarga de recoger el polvo y la suciedad allá por donde pasa y dirigirla a la boca de aspiración. Los cepillos más habituales en los robots aspiradores actuales son de cerdas de nailon o silicona, aunque en los últimos años estamos viendo cada vez más cepillos de microfibra, que van muy bien para suelos duros.
  • Los cepillos laterales: Son los encargados de recoger polvo y suciedad de los lados por donde circula el robot, o de las esquinas y los bordes, y dirigirlos hacia la boca de aspiración. Los robots pueden llevar un único cepillo de estos, o un par: generalmente, los robots con mapeo solo llevan un cepillo, mientras que los robots con navegación aleatoria montan dos.
  • La rueda omnidireccional: La pequeña rueda de la parte delantera del robot se mueve en todas direcciones, y es la encargada de controlar la dirección del robot.
  • Las ruedas motrices: Las ruedas motrices, mucho más grandes y dispuestas a ambos lados del robot, ofrecen la tracción necesaria para que se mueva el robot. Suelen ser de silicona, material lo suficientemente resistente pero que no daña ni deja marcas permanentes en el suelo, y suelen ser también dentadas, para que el robot pueda subir con facilidad encima de alfombras y otros pequeños obstáculos, como cables.
Anatomía de un robot aspirador visto desde abajo

Aparte de estos elementos comunes, hay otros que no se ven a simple vista pero que también son importantes, y que además comparten la inmensa mayoría de modelos, pues son esenciales para su funcionamiento.

  • En la parte frontal del robot, un parachoques con sensor de choque es el encargado de amortiguar el choque con los objetos y obstáculos de casa. Además, el sensor le sirve al robot para identificar que ahí hay un obstáculo y que debe proseguir su camino por otro lado.
  • Diversos sensores infrarrojos, dispuestos en el perímetro del robot o en su cara frontal, sirven al robot para identificar otros objetos y obstáculos.
  • Al mismo tiempo, los sensores anti caídas, que en la foto de arriba puedes ver en el extremo superior del robot, a ambos lados de la rueda direccional, avisan al robot cuando hay una caída, por ejemplo de escaleras, dando vuelta de inmediato y evitando que el robot caiga por ellas.
  • Los bornes de carga, que en la foto puedes ver en esos dos rectángulos a ambos lados de la rueda direccional, sirven para cargar la batería cuando el robot se posa encima de la base de carga. En algunos robots más modernos, esos bornes no están en la parte inferior del robot sino en la frontal o trasera, evitando la necesidad de que el robot deba subirse encima de la base, sino simplemente debe acercarse a ella.

Así limpia y navega un robot aspirador

Ahora que ya sabes cómo es un robot aspirador y sus partes, veamos cómo lleva a cabo el proceso de limpieza. Los robots aspiradores se encuentran estacionados en la base de carga, listos para iniciar la limpieza, cosa que podemos hacer con el mando a distancia o, en modelos más recientes y modernos, a través de una app para smartphone.

Cuando arrancamos el robot, este empieza a aspirar la casa de forma autónoma, con un patrón de movimiento y una organización que depende mucho del tipo de mapeo y navegación del que disponga. El robot tiene la autonomía que le viene dada por su batería, y cuando esta se acaba, el robot debe volver a la base de carga.

En cuanto al funcionamiento de un robot aspirador, debes tener en cuenta estos puntos.

Tipo de navegación y mapeo

Los robots aspiradores, en su origen, navegaban de manera aleatoria, circulando por casa hasta que se encontraban un obstáculo o un objeto, momento en el que daban media vuelta y seguían por otro camino. La navegación aleatoria es poco sofisticada, ya que hace que el robot repita muchas zonas, deje otras sin hacer y pueda quedarse estancado en alguna zona complicada, aunque los fabricantes aplican algoritmos heurísticos para intentar evitar que esto suceda.

Quizás esto también te interese

Hace ya muchos años los fabricantes aportaron un tipo de navegación inteligente, el mapeo visual, que utiliza cámaras para formar un plano virtual a través de fotos, de manera que el robot pueda recordar por dónde ha pasado y por dónde no. La invención más reciente ha sido el mapeo láser, que emplea un sensor láser para reconocer su entorno y formar así un mapa, aportando respecto al mapeo visual una mayor precisión, sofisticación y mayores posibilidades en cuanto a interacción con el mapa, siendo capaz, en los modelos más recientes, de identificar objetos o las habitaciones. Ambos sistemas de mapeo permiten a un robot aspirador reanudar la limpieza en el mismo punto donde la había dejado antes de regresar a la base de carga, sin duda una de las grandes mejoras de las que gozaron estos productos con la llegada de ambas tecnologías.

El mapeo inercial, usando giroscopios, es otro tipo de tecnología de mapeo low cost, que usa los giroscopios y el resto de sensores para orientarse, y aunque es menos preciso que los otros dos sistemas, al menos le sirve al robot para realizar una limpieza más ordenada que los robots con navegación aleatoria.

La mopa, un extra para ahorrarte aún más trabajo

Tras los sistemas de mapeo, la funcionalidad de la mopa es otra de las grandes revoluciones que han sufrido los robots aspiradores. Esta función consta, en la mayoría de modelos, de un depósito con agua en el que se engancha una mopa; el depósito va filtrando agua a la mopa, esta se humedece y va mojando el suelo al mismo tiempo que el robot aspira la casa.

La mopa en los robots aspiradores ha mejorado mucho respecto a los primeros modelos que la usaron, y hoy día es casi un extra que se agradece un montón, porque realmente funciona bien a la hora de fregar el suelo, siempre que este no esté excesivamente sucio. Algunas de estas mejoras son, por ejemplo, el uso de válvulas electrónicas que controlan el caudal de agua con el que se impregna la mopa, pudiendo controlar este caudal a través de la app del robot, y otra mejora, esta más reciente, es la invención de la mopa vibratoria, tecnología que hace que esta vibre o se mueva a muy alta velocidad para tratar de desincrustar las manchas más difíciles del suelo.

Marcas como Cecotec también apuestan por un patrón de movimiento en scrubbing: el robot friega en un movimiento de vaivén, imitando un poco el movimiento que haríamos manualmente con una fregona. Modelos recientes de Cecotec, como los Conga 9090 y Conga 8090 Ultra combinan el control del caudal, el movimiento scrubbing y la mopa vibratoria, haciendo de ellos los robots aspiradores con el fregado con mopa más completo.

Programación, el robot funcionando automáticamente

En un producto pensado y diseñado para quitarnos trabajo de encima, tiene mucho sentido que podamos programarlo para que limpie de manera automática. Así pues, la inmensa mayoría de los robots aspiradores del mercado se pueden programar las 24 horas de los 7 días de la semana para que salgan a limpiar cuando nosotros queramos.

La programación es mucho más completa en robots con sistema de mapeo, sobre todo con láser, aunque también en muchos modelos con mapeo visual más avanzado. En estos modelos es posible programar el robot para que limpie unas habitaciones concretas, en un determinado orden e incluso con parámetros de potencia de succión o caudal de agua específicos para cada habitación.

La potencia de succión, determinante

Evidentemente, en un aspirador es importante que la potencia de succión sea elevada. Los robots aspiradores han pegado un salto enorme, también en este sentido, y hoy en día ya tenemos modelos que alcanzan succiones impensables hace apenas tres o cuatro años.

La potencia de succión de los robots aspiradores suele venir anunciada en Pascales, unidad de medida que parece se ha estandarizado en el mercado de los aspiradores inalámbricos. Cuanto mayor sea la succión, más capacidad tendrá el robot para succionar partículas de gran tamaño o polvo arraigado en las fibras de las alfombras.

En el mercado actual podemos encontrar potencias de succión que van desde los 400 Pa hasta los 12.000 Pa. Una de las peculiaridades que se dan es, por ejemplo, la de los Roomba, robots aspiradores con mucha fama pero que se han quedado atrasados en algunos aspectos, uno de ellos la potencia de succión de sus modelos de gama alta, sobre todo si los comparamos con los modelos tope de gama de Cecotec o Xiaomi.

Quizás esto te interese

El autovaciado, la última mejora en los robots aspiradores

Una de las últimas tecnologías en llegar a los robots aspiradores es la del autovaciado. Esta tecnología utiliza bases de carga con depósitos internos que succionan el polvo del robot cada vez que este llega a ella para recargar su batería. El autovaciado ahorra aún más trabajo, y permite olvidarte de tener que vaciar personalmente el depósito interno del robot por el espacio de entre uno a tres meses, en función de cuánto uses el robot para limpiar.

¿Es útil esta función? Como digo, es una tecnología que te ahorra trabajo, por lo que en este sentido es indudable su utilidad, si bien también es cierto que los fabricantes han aprovechado esta tecnología para sacar algo de dinero con las bolsas de repuesto que usan estas bases de autovaciado. En este sentido, es muy interesante lo que ha hecho Roborock con su RockDock, una estación de autovaciado que se puede usar sin bolsa, por lo que te ahorras ese gasto recurrente.

Quizás esto también te interese

Las mejores marcas: ¿Qué robot aspirador me compro?

Las mejores marcas, a día de hoy, son Cecotec, Roborock y Xiaomi.

Cecotec es una empresa española, afincada en Valencia, que entró con fuerza en el mercado de los robots aspiradores y hoy es uno de los principales fabricantes del mundo. Sus robots aspiradores Conga gozan de una extraordinaria relación calidad-precio, con prestaciones que, en algunos modelos, son muy superiores a su competencia pero por mucho menos dinero. La popularidad de sus robots es enorme, y es una fija en la lista de los robots aspiradores más vendidos en Amazon.

Los robots aspiradores de Roborock también valen mucho la pena. Roborock es una empresa que fue adquirida por Xiaomi, aunque opera de manera independiente, sacando sus propios productos y bajo su propio sello. Roborock se caracteriza por apostar por tecnologías punteras: fue de las que más fuerte apostó por el mapeo láser y la mopa, la primera en usar la inteligencia artificial para la identificación de objetos o la primera en lanzar un robot con mopa vibratoria, el Roborock S7. Si bien sus productos son más caros que los de Cecotec, el fantástico rendimiento de sus robots, su fiabilidad y el prestigio que se han labrado hacen de ella una marca totalmente a tener en cuenta.

Quizás esto también te interese

Por otro lado, Xiaomi también saca sus propios robots aspiradores, aunque la citada Roborock y otras marcas como Dreame también formen parte de su conglomerado. El popular fabricante chino aplica en sus robots aspiradores la misma filosofía que en el resto de sus productos: alta tecnología a precios muy competitivos, gozando de una excelente relación calidad-precio. En este sentido, Cecotec le sigue sacando ventaja porque sus robots de gama alta son mucho más sofisticados y potentes, pero en la gama baja Xiaomi tiene algunos de los robots aspiradores baratos más recomendables del mercado.

¿Y qué pasa con los robots aspiradores Roomba? Si bien los Roomba han gozado durante mucho tiempo (y siguen gozando) de mucha fama y popularidad, no puede decirse que sus robots sean los más punteros. iRobot, el fabricante norteamericano, se ha quedado muy atrás respecto a su competencia, y aún a día de hoy sigue sin usar el mapeo láser o la mopa, además de disponer de potencias de succión y autonomías peores que su competencia, pidiendo a cambio precios que, en algunos casos, son desorbitados.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: José Noguera Morillas.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Clouding.io que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web usa cookies. Al hacer clic en el botón Aceptar, o al continuar navegando, aceptas su uso. Puedes ver la política de cookies.